Una pistola pega tejidos humanos para decir adiós a los puntos

pistola pega tejidos humanos
Esta pistola calienta el pegamento a una temperatura moderada, justo por encima de la del cuerpo, para no causar una quemadura. Después de aplicarlo, se endurece y se descompone rápidamente en unas pocas semanas. 

Un grupo científico ha creado una pistola de pegamento caliente para cerrar heridas graves; lo cual facilitaría la intervención médica y la recuperación de quienes la requieran.

Lea también: Aseguran que el uso de teléfonos está causando que crezcan cuernos en el cráneo de los jóvenes

Los investigadores del Instituto de Tecnología Technion-Israel fueron quienes desarrollaron la pistola de pegamento caliente para adherir tejidos humanos gravemente heridos, publica el portal web Noticieros Televisa.

Las lesiones más graves actualmente se cierran con grapas y puntos de sutura, que tienen muchos inconvenientes.

Para el paciente son muy dolorosos, dejan cicatrices, requieren una gran habilidad por parte del médico y, a veces, deben retirarse después de que los tejidos se curan.

Este pegamento puede producir mejores resultados médicos y cosméticos, según los investigadores.

Estos bioadhesivos tisulares son ampliamente utilizados en cirugía, pero, a pesar de que tienen ventajas sobre las suturas y grapas, los pegamentos de tejido disponibles actualmente tienen un uso limitado. Debido a que son muy tóxicos, solo pueden utilizarse en la superficie de la piel.

Además, el endurecimiento del pegamento puede hacer que el órgano sea menos flexible o que la adhesión no sea lo suficientemente fuerte.

Con estas limitaciones en mente, los investigadores habían intentado por mucho tiempo desarrollar un pegamento adecuado para diferentes tejidos, no tóxico y flexible después del endurecimiento. El pegamento también tendría que descomponerse en el cuerpo después de que el tejido se cierre.

En un artículo publicado recientemente en la revista Advanced Functional Materials, el jefe del Laboratorio de Biomateriales, el profesor Boaz Mizrahi, y la estudiante de doctorado, Alona Shagan, presentaron un adhesivo tisular muy fuerte y no tóxico que permanece flexible incluso después de la solidificación.

Esta pistola calienta el pegamento a una temperatura moderada, justo por encima de la del cuerpo, para no causar una quemadura. Después de aplicarlo, se endurece y se descompone rápidamente en unas pocas semanas.

Lea también: Con estos alimentos puedes desintoxicar y limpiar tu estómago

El pegamento también es adecuado para la adhesión de tejido dentro del cuerpo, y es cuatro veces más fuerte que los adhesivos existentes utilizados para este propósito. Probado en células y animales de laboratorio fue eficaz y no tóxico.

Los investigadores creen que el nuevo concepto conducirá al desarrollo de dispositivos que reducirán el uso de puntos de sutura y grapas, acelerarán el proceso de curación y reducirán las cicatrices.

Fuente: sipse

Deja un comentario