Auxilio

Arturo Molina Opinión
El auxilio del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo es el mismo del adolescente Rufo Antonio Chacón Parada, y de cientos de venezolanos que han muerto en manos de la crueldad y el odio impuesto por los revolucionarios siglo XXI. La permutación de sistema de gobierno es el socorro que gritan los ciudadanos en todos los rincones de Venezuela. Atacar a Guaidó no es la alternativa para el cambio. 

Arturo Molina  @jarturoms1

Auxilio es el grito de quien se encuentra en peligro y busca afanosamente se le ayude con su necesidad. Exclamación que los ciudadanos venezolanos han dejado escuchar por más de veinte (20) años ante las aberraciones y atropellos del régimen de la involución, atraso y miseria, engendrada por desequilibrados que asumen el terror como bandera en la lucha política. Ocaso de la civilidad para dar paso a la nueva era cavernícola. Esa es en esencia la teoría de los revolucionarios siglo XXI. Allí se encuentran signadas sus pretensiones hegemónicas, y para hacerse sentir atentan contra las personas y asesinan a mansalva, burlando la justicia interna, pero marcados por la externa, con abultado expediente, cuyo proceso se encuentra en acción y con final incierto.

Lea también: Mis horas perdidas por Noel Álvarez

Las protestas sociales han sido reprimidas por el oficialismo y sus aduladores con violencia y sadismo, al aplicar la crueldad como placer, y posteriormente salir a rasgarse las vestiduras y ofrecer soluciones y paz a los agredidos. Así está sucediendo con el adolescente Rufo Antonio Chacón Parada, a quien funcionarios policiales dejaron ciego, al dispararle a quemarropa perdigones en la cara y en todo el cuerpo. La aplicación de la justicia debe surgir a plenitud tanto para los policías como para el que dio la orden de agredir a las familias que reclamaban el servicio del gas doméstico con tal absurdo. Ofrecimiento económico no solventa el daño causado de por vida, al adolescente y su familia.

La muerte del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo según autopsia practicada fue por “edema cerebral severo debido a rabdomiólisis por politraumatismo generalizado”, en términos clásicos brutalmente torturado hasta causarle la muerte, y señalan los expertos para aclarar que la rabdomiólisis, tiene entre sus causas “el aplastamiento, la tortura, traumatismo y electroestimulación”, lo que significa que no hay escusa posible, y la imputación debe ser por asesinato. Los responsables de abominable hecho no pueden pasar por debajo de la mesa. La evidencia ratifica que la tortura es el método predilecto por la dictadura de Nicolás y sus secuaces contra la disidencia, al igual que se hace contra de los ciudadanos al imponerle el hambre y la miseria como sistema de vida.

El informe emanado de alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (DDHH), deja certeza de situación hostil que padecen las personas por parte del régimen. Las exclusiones marcadas por la diferencia ideológica no solo están presentes en los beneficios sociales y económicos, sino que hacen mella en la condición ciudadana al ser tratados como objetos. La simulación que el oficialismo venía haciendo ante el mundo se desnuda y abre ventana para mostrar la cruda realidad patentizada por dictadura. Ya no es suficiente sacar la chequera, son cientos, millones de miradas puestas sobre lo que acontece en la patria de libertadores.

Lea tambiénInsulza insulta por Arturo Molina

El auxilio del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo es el mismo del adolescente Rufo Antonio Chacón Parada, y de cientos de venezolanos que han muerto en manos de la crueldad y el odio impuesto por los revolucionarios siglo XXI. La permutación de sistema de gobierno es el socorro que gritan los ciudadanos en todos los rincones de Venezuela. Atacar a Guaidó no es la alternativa para el cambio.

Arturo Molina

jarturomolina@gmail.com

www.jarturomolina.blogspot.com

@jarturoms1

 

Deja un comentario