Siete historias de la vida real llevadas al cine que no te puedes perder

películas
Hay grandes éxitos cinematográficos que fueron realizados con base en hechos reales, con historias tan fuera de lo común e impactantes que se convirtieron en la inspiración de importantes guionistas y directores. El hecho de que el espectador sepa que la película que está viendo se trata de una historia real, produce una cercanía mágica con los personajes y actores. Tal vez en esto radica el secreto de su éxito.

Historias de la vida contadas a través del cine hay muchas, pero estas siete tienen un encanto especial para los cinéfilos.

Hachiko (2009)

Cuenta una hermosa historia de amor y amistad entre un perro (Hachiko) y su dueño. Un profesor de música, un día consigue un cachorro japonés abandonado en la estación del tren y lo lleva a su casa. Inmediatamente los une profundos lazos de cariño que se vuelven inseparables. El perro todos los días acompaña a su dueño a la estación del tren y espera hasta el final del día su regreso. Cuando el profesor muere, Hachiko sigue acudiendo todos los días a la estación a esperarlo, hasta su muerte. Actualmente en dicha estación existe una estatua de bronce en su honor. 

Lea también: El tráiler cargado de acción de la nueva generación de Los Ángeles de Charlie

Titanic (1997)

Una de las películas más taquilleras y premiadas de la historia del cine, cuenta la historia del hundimiento del barco más grande creado hasta inicios del siglo XX. En el Titanic se desarolla una bella historia de amor entre Jack (Leonardo Di Caprio) y Rose (Kate Winslet), mientras el gigantesco y lujoso trasatlántico se aproxima hacia el inmenso iceberg que causa su hundimiento.

Titanic cine

La vida es bella (1997)

Ganadora de tres premios Oscar, escrita, dirigida y protagonizada por Roberto Benigni quien interpreta a Guido Orefice, judío italiano que debe emplear su buen sentido del humor y creatividad para proteger a su pequeño hijo de los horrores de los campos de concentración Nazi durante la II Guerra Mundial.

En busca de la felicidad (2006)

Basada en la historia real de Chris Gardner, protagonizada por Will Smith y su hijo Jaden Smith. Chris es un vendedor talentoso, abandonado por su esposa y se hace cargo de su hijo, pero su empleo no le permite cubrir las necesidades básicas. Juntos luchan y enfrentan muchas adversidades hasta hacer realidad su sueño de una mejor vida. Esta película es una bella lección de constancia y perseverancia.

en busca de la felicidad cine

La lista de Schindler (1993)

Oskar Schindler, un empresario alemán que decide proteger y ayudar a los judíos  de los Nazis durante la segunda guerra mundial, convierte su fábrica en un refugio para los perseguidos de Hitler. El personaje real logró salvar a mil cien judíos polacos de los horrores de los campos de concentración de Auschwitz.

Lea también: Toy Story 4: Así estuvo la taquilla en su primer fin de semana en cartelera

Una mente maravillosa (2001)

Cuenta la historia de John Forbes Nash, ganador del premio Nobel de Economía en 1994, quien por su prodigiosa habilidad para descifrar códigos termina involucrado en la guerra fría entre Estados Unidos y Rusia, por lo que tiene que pagar un precio muy alto por la tarea de intentar romper los códigos secretos.

la vida es bella cine

El Exorcista (1973)

Este clásico del suspenso se basa en un libro del mismo nombre sobre un caso de exorcismo que sucedió en la vida real. El autor de la novela explicó a la prensa que su obra se inspiró en hechos ocurridos en 1949, cuando un niño de catorce años sufrió alteraciones en su personalidad por una supuesta posesión demoniaca, por lo que se le practicaron varios exorcismos. En la película la actriz Linda Blair interpreta a una niña poseída, con extraños comportamientos y fuertes escenas que quedaron en la mente de muchos.

Y a ti ¿cuál película basada en la vida real te ha gustado más? Coméntanos.

Deja un comentario