Gobierno de Maduro libera a Gilber Caro antes de visita de Bachelet

Michelle Bachelet
Bachelet, cuya visita se anticipa tensa por la pugna de poder entre Maduro y Guaidó, también sostendrá reuniones con ministros, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia y el fiscal general, de línea oficialista. 

El diputado opositor venezolano Gilber Caro, quien fue detenido el 26 de abril, fue liberado este lunes, antes de la visita de la alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet.

“El diputado Gilber Caro nunca debió estar preso. Hoy sale de las rejas, pero al igual que todos los venezolanos aún no tiene libertad”, señaló en Twitter la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

Lea también: Almagro pide a Colombia iniciar investigación sobre desvío de fondos de la ayuda humanitaria

Copartidario del jefe del Legislativo, Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino de Venezuela por medio centenar de países, Caro fue recibido por un grupo de oficialistas y opositores a su salida de prisión.

Esos dirigentes forman parte del Grupo de Boston, creado en 2002, e integrado por legisladores venezolanos y estadounidenses.

“La puerta giratoria de nuestros presos políticos solo se frenará en democracia”, escribió Guaidó en Twitter.

Un video publicado por el Grupo de Boston en esa red social muestra al diputado cuando se encuentra con su colega opositor Manuel Texeira, el excongresista Pedro Díaz Blum y los chavistas Gerardo Márquez y Francisco Torrealba, miembros de la Asamblea Constituyente.

Con un maletín y vestido con ropa deportiva, el parlamentario, sonriente, los abraza antes de intercambiar unas breves palabras en una sala.

Caro, de 45 años, había sido detenido en Caracas sin que hasta el momento estuviera claro el motivo.

Ya había estado preso entre enero de 2017 y el 2 de junio de 2018, acusado de traición a la patria y sustracción de armas de la Fuerza Armada, pero no llegó a ser condenado.

Pedido a Bachelet 

Su liberación se produce en la antesala de la visita que realizará Bachelet entre el miércoles 19 y el viernes 21, para constatar la situación de los Derechos Humanos en este país sumido en una grave crisis política y socioeconómica.

La justicia procesa a otros 15 legisladores opositores por el fallido alzamiento militar que lideró Guaidó contra el presidente Nicolás Maduro el 30 de abril.

El vicepresidente de la Asamblea Nacional, Édgar Zambrano, también está detenido, mientras que otros parlamentarios se encuentran refugiados en embajadas o en la clandestinidad.

Familiares de opositores presos pidieron a Bachelet, una víctima de torturas durante la dictadura de Augusto Pinochet que llegó en dos ocasiones a la presidencia de Chile (2006-2010 y 2014-2018), que interceda por su libertad.

“No deberían estar presos, además de eso se les ha violado sus Derechos Humanos”, declaró en rueda de prensa Ana María Da Costa, hermana de Vasco Da Costa, detenido en abril de 2018 e imputado por “instigación a la rebelión” y “traición a la patria”.

Bachelet se reunirá por separado con Maduro, Guaidó y “víctimas de abusos y de violaciones de Derechos Humanos” y sus allegados, indicó su oficina en un comunicado.

A la fecha hay unos 715 detenidos por razones políticas, según Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal que defiende sus derechos.

“Para nosotros es fundamental que en esta visita la alta Comisionada Michelle Bachelet exija la liberación total de los presos políticos”, sostuvo Romero en la misma conferencia.

Tensa visita 

Según Foro Penal, más del 95% de los detenidos está “sin juicio, sin derecho a la defensa, muchos de ellos enfermos y en condiciones insalubres donde se encuentran recluidos”.

“Por mí, se puede reunir con el gobierno y oír la parte de ellos, pero que se reúna con nosotros, que se reúna con la Venezuela verdadera y vea la realidad”, remarcó Da Costa.

Bachelet, cuya visita se anticipa tensa por la pugna de poder entre Maduro y Guaidó, también sostendrá reuniones con ministros, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia y el fiscal general, de línea oficialista.

Lea también: Bachelet se reunirá con Maduro y Guaidó durante su visita a Venezuela

Aunque el gobierno reiteró que la diplomática llegará por invitación de Maduro, Guaidó aseguró que la visita “es un logro de la protesta” para exigir la salida del poder del líder chavista, a quien tilda de “ilegítimo”.

La alta comisionada podrá constatar la política del gobierno a favor de los Derechos Humanos y “las repercusiones negativas generadas por las medidas coercitivas unilaterales impuestas al país”, señaló el gobierno venezolano en un comunicado, aludiendo a sanciones de Estados Unidos.

Con información de AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: