El impenetrable Escudo Dorado de China que “protege” su internet de EEUU

independencia de Internet China
La web Sputnik Mundo publicó un artículo de Denis Lukyanov donde explica todo lo relacionado con el denominado Escudo Dorado chino, que luego fue apodado por los periodistas estadounidenses “The Great Chinese Firewall”, con el que el gobierno de China “protege” su internet de Estados Unidos, considerado por muchos como un sistema de censura. 

A principios de mayo el presidente de Rusia, Vladímir Putin, firmó una ley sobre la ‘independencia’ del internet ruso, un paso que sembró dudas en cuanto al futuro del segmento ruso de la red. Muchos expresaron sus preocupaciones de que Rusia pueda seguir el ejemplo chino donde existe un sistema de censura llamado el Escudo Dorado.

El sistema de restricciones chino es mejor conocido como el Gran Cortafuegos chino, del inglés “Great Chinese Firewall”, que es una referencia a la Gran Muralla china, una estructura que durante siglos sirvió como un escudo impenetrable que protegía al gigante asiático de las invasiones.

Lea también: El sistema operativo de Huawei está listo y se llamará ‘Ark’

La nueva Gran Muralla, del siglo XXI, sirve a otro propósito: “proteger” a la población china de las influencias negativas de internet y evitar que ciertos tipos de contenido de la red global desconcierten a los usuarios del país asiático.

Esta es la razón por la que centenares de millones de chinos no tienen acceso a los servicios -en la mayoría absoluta son estadounidenses- tan populares en el resto del mundo como, por ejemplo, Twitter, YouTube y Facebook.

Como resultado, hoy en día en China existe un sistema desarrollado de censura que se amplía a cada año.

En los albores de la nueva era

El surgimiento del internet chino se remonta a los finales de los 1980 cuando fueron enviados los primeros correos electrónicos desde China a Europa y América del Norte.

Pero el verdadero inicio de la era de internet en la República Popular China empezó en 1995. Entonces se pusieron en servicio las primeras líneas de comunicación que unieron al país a la red global.

Desde el principio, el Estado empezó a tratar de regular su funcionamiento. En 1996, el Gobierno proclamó que solo él tenía el derecho de vigilar el desarrollo y el funcionamiento de internet en el país. El Gobierno temía que ciertas acciones de los usuarios de la red pudieran representar un peligro para la seguridad nacional.

Los temores estaban vinculados con el rápido crecimiento de la cantidad de internautas en China. El número de usuarios se disparó y en 1997 se cifraba en 620.000 personas.

internet socialista China

Otra razón que preocupaba era el posible uso de internet con fines políticos. El Partido Comunista chino tenía miedo que la oposición pudiera usar la red para difundir sus ideas y por eso empezó estudios con tal de descubrir las maneras de ejercer el control total sobre internet.

El caso que sirvió como un incentivo para aplicar la mano dura fueron las actividades del opositor Partido Democrático de China, supuestamente creado por antiguos líderes estudiantiles de la revuelta en la plaza Tiananmén de 1989. El grupo fue prohibido y sus líderes fueron arrestados.

El resultado del proceso lanzado por el Gobierno chino fue el surgimiento del proyecto Escudo Dorado, que luego fue apodado por los periodistas estadounidenses “The Great Chinese Firewall”.

El Gobierno justificó la creación del proyecto con la necesidad de combatir el crimen. La inspiración para el Escudo Dorado fue OPTera, una red creada en la ciudad de Shanghái que permitió al Ministerio de la Seguridad Pública de China vigilar las actividades de los internautas.

El experimento con el uso de OPTera resultó ser exitoso, por lo cual las autoridades dieron inicio al proyecto del sistema de control en la red. Si bien inicialmente estaba previsto que habría un sistema de vigilancia de pleno derecho, al final se decidió introducir un sistema de filtración del contenido entrante.

En septiembre de 2000, el Consejo de Estado chino aprobó dos reglamentos. El primer documento prohibió todos los materiales que pudieran hacer daño a los intereses nacionales, propagaran el odio étnico, difundieran información sobre sectas y publicaran rumores.

El segundo documento proclamó que los proveedores serían responsables de la difusión de dichos materiales y los obligó a guardar el historial de los sitios visitados por los usuarios. Si el proveedor encontraba cualquier información prohibida, tenía que restringir el acceso a ella e informar la policía local sobre el hecho.

En China se crearon las unidades de Policía de internet para finales de 2000. En aquella época se cifraban en 300.000 personas.

El proyecto Escudo Dorado fue aprobado por el Consejo de Estado chino a principios de 2001 y fue incluido en la lista de los proyectos de mayor envergadura para el país. El sistema empezó a funcionar en septiembre de 2003.

internet China

La obra maestra del gigante asiático 

El Escudo Dorado funciona sobre la base de varias tecnologías como el bloqueo y la filtración de la dirección IP, el bloqueo por el sistema de nombres de dominio (DNS) y el escaneo de los sitios web en busca de palabras clave prohibidas.

Además, el Escudo Dorado puede ralentizar la velocidad de consultas DNS así como terminar la conexión si el tráfico resulta ser anormalmente intenso.

Lea también: Huawei se queda fuera de la Wi-Fi Alliance

Una de las peculiaridades del funcionamiento del Escudo Dorado es el control sobre las conexiones troncales en la frontera entre China y otros países. El control está asegurado por el funcionamiento de varios cables de fibra óptica que pasan por tres nodos principales: Pekín-Qingdao-Tianjin, Shanghái y Cantón.

Cada uno de ellos tiene instalados sistemas “sniffers”- analizadores de paquetes- y servidores proxy que rastrean y luego duplican cada paquete de datos que entra y sale del país.

La información duplicada es analizada por los servidores del Escudo Dorado en busca de palabras clave en los idiomas inglés. También comprueba si el sitio web está en la lista de los prohibidos. En caso de considerarlo necesario, el sistema finaliza la conexión.

Xudor Nukari Luna, de origen mexicano, vivió en la República Popular China en 2009, en la ciudad de Shanghái. Recuerda que en aquellos tiempos el sistema todavía tenía ciertos defectos por lo cual era posible acceder a algunos sitios web prohibidos.

Cuando el Gran Cortafuegos fue arreglado, ya no se pudieron abrir páginas de YouTube ni de otros sitios web que antes estaban disponibles.

La lista de los sitios web prohibidos es constantemente actualizada. El Escudo Dorado bloquea las páginas por la dirección IP de su servidor y por el dominio. Busca palabras, frases y términos específicos. Si los encuentra, termina la conexión y envía una solicitud para añadir el sitio web en la lista de los prohibidos.

Según Luna, el Gobierno chino hizo cambios radicales y privó a muchos usuarios de la posibilidad de acceder a sitios web restringidos. Luego, fue introducido un nuevo requisito para el uso de internet: presentar el pasaporte. Esta regla sigue vigente hasta hoy.

En la actualidad, una de las tecnologías más populares que permite esquivar cualquier bloqueo en internet es usar una red privada virtual (VPN). Si bien en China no hay ninguna ley que castigue a los individuos por el uso de los VPN basados en el extranjero, hay que tener cuidado.

«Para usar el VPN en China es mejor descargarlo antes de llegar. Si se lo instala de antemano, será posible, por ejemplo, ver YouTube. Sí, es un riesgo porque el código penal es altamente estricto. Se cerraron muchos sitios web en China, hubo incluso arrestados. Hoy en día el control es todavía más estricto», dijo el entrevistado.

Lea también: Efecto Trump: Más empresas suspenden venta de teléfonos Huawei

Hay que aclarar que es poco probable que arresten o sentencien a alguien solo porque usó un VPN. Las autoridades pueden aplicar medidas restrictivas siempre y cuando se trate del uso de la red con tal de difundir mensajes políticos que puedan hacer daño al Gobierno chino.

En cuanto a los temores vinculados con la nueva ley rusa, hay una gran diferencia entre los casos chino y ruso. China casi desde el principio ejerció el control total sobre su segmento de la red, mientras Rusia con su nueva legislación simplemente busca el funcionamiento sostenible de internet.

En China todo es diferente. El Estado conoce cada paso de sus ciudadanos, sabe todo de sus gustos y sus secretos, lo que hace prácticamente imposible esconder algo del “ojo omnipresente”.

Lea el artículo original aquí 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: