Murió Jota Mario, icono de la televisión colombiana

 

JATA MARIO
Hace un año, el canal RCN decidió acabar Muy Buenos Días y Jota Mario, quien al parecer nunca estuvo de acuerdo con esa decisión, se despidió de los televidentes, prometiendo que pronto volvería a la pantalla. Se dedicó a su canal de Youtube y a compartir con sus seguidores en redes sociales y en la radio, de la que nunca se separó, pues seguía saliendo en RCN Radio.  

El conocido presentador de televisión Jota Mario Valencia falleció este jueves a la edad de 63 años.

El fallecimiento de quien es considerado ícono de la televisión colombiana, ha impactado y vestido de luto a toda Colombia.

Lea también: Melania Trump se vistió de Hollywood para una noche en el palacio de Buckingham

El pasado fin de semana se conoció que el presentador había sido internado en un centro asistencial en la unidad de cuidados intensivos. Este jueves el Hospital Bocagrande confirmó el fallecimiento de Valencia.

Jorge Mario Valencia, nombre real del conocido animador era toda una figura de la televisión colombiana, recordado por una larga trayectoria que en su mayoría la cumplió dentro del canal RCN.

Su muerte ha causado conmoción en toda Colombia, incluso el presidente Iván Duque escribió un tuit que reza “lamentamos profundamente la muerte del periodista y presentador Jota Mario Valencia, un ícono de la televisión nacional que durante décadas alegró la vida de los hogares colombianos. Nuestras sentidas condolencias a familiares y amigos”.

Programas como Valores Humanos y Muy Buenos Días quedarán en la memoria de quienes le admiraron durante decenas de años.

Su trayectoria

Su carrera comenzó en la radio. Cuando era niño y vivía en Medellín, solía salir a la calle a vender bufandas para ayudar a sostener a su familia. Un día se encontró con la cabina de Caracol Radio y quedó tan fascinado con lo que vio, que todos los días asistía puntual, tipo 4 de la tarde, para ver desde afuera cómo se hacía la radio en vivo.

Hasta que un día, en medio de un aguacero, lo dejaron entrar. Allí comenzó a hacer sus primeros trabajos cuando le pidieron hacer la voz de un niño en La ley contra el hampa, una de las radionovelas de la época. Gracias a su voz y a su carisma comenzó  a escalar en el medio radial y a comienzos de los años setenta decidió estudiar periodismo en el Instituto Nacional de Educación y luego en la Universidad de la Sabana, en Bogotá.

Ya en la capital, comenzó a participar en audiciones para llegar a la televisión. Al inicio, lo contrataron para presentar pilotos de programas para televisión e hizo pequeños papeles en algunas series, hasta que uno de los grandes productores lo vio y quedó enganchado con su talento.

Su primer programa a nivel nacional fue Valores Humanos, que arrancó en 1979 y en el que se mostraban personas que ayudaban a los pobres o a los afectados por la violencia. Aún sufría necesidades económicas y el primer capítulo de ese programa lo grabó con el mismo traje que usó para su grado de bachiller.

Desde entonces comenzó a aparecer cada vez más en la televisión colombiana: Telesemana, el noticiero Promec, Buenos días Colombia, Pequeños gigantes, Cazadores de la fortuna, Dominguisimo y Los tres a las seis, en donde aparecía con Fernando González Pacheco, su gran amigo, y Gloria Valencia de Castaño, entre muchos otros.

Para los años ochenta y noventa ya era uno de los presentadores más reconocidos de la televisión colombiana. Estuvo en Sábados Felices y, finalmente, en Muy Buenos días, el programa donde pasó la gran parte de sus últimos años y donde cosechó odios y amores.

También escribió libros sobre ángeles, de los cuales se declaraba un gran seguidor, y sobre temas espirituales y de superación personal. Siempre fue un gran católico, seguidor de la Virgen María. También creía en la reencarnación.

Lea también: Falleció el cantautor argentino Alberto Cortez

Hace un año, el canal RCN decidió acabar Muy Buenos Días y Jota Mario, quien al parecer nunca estuvo de acuerdo con esa decisión, se despidió de los televidentes, prometiendo que pronto volvería a la pantalla. Se dedicó a su canal de Youtube y a compartir con sus seguidores en redes sociales y en la radio, de la que nunca se separó, pues seguía saliendo en RCN Radio.

Lo que si no logró cumplir fue la promesa de que volvería a la televisión. La vida quería otra cosa y durante un viaje a Cartagena, cuando estaba a punto de volver a RCN, sufrió una isquemia cerebral que se complicó y acabó con su vida. Siempre será recordado como uno de los presentadores más grandes de la historia de la televisión colombiana.

Fuente: Semana – NTN24

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: