Foto Archivo
La intención de un día como hoy es reconocer el dolor que sufren los niños en todo el mundo que son víctimas de maltratos físicos, mentales y emocionales, por ello, este día afirma el compromiso de las Naciones Unidas de proteger los derechos del niño.

El 4 de junio, Día Internacional de los Niños Víctimas Inocentes de Agresión, se conmemora a los niños y niñas que sufren maltrato y violencia de todo tipo, pues, desde el 19 de agosto de 1982, año en el que la Asamblea General de las Naciones Unidas convocara a una sesión de emergencia sobre Palestina, debido al enorme número de niñas y niños palestinos y libaneses inocentes víctimas de actos de agresión en Israel, a fin de acabar con la agresión que sufren los niños de todo el mundo.

Lea también: 30 días en Bicicleta

Pero no solo son víctimas inocentes de agresión aquellos niños y niñas que combaten en guerra, también lo son aquellos que sufren de violencia y maltrato dentro del hogar. La agresión no es necesariamente física, pues el maltrato psicológico es uno de las que más sufren niños y adolescentes en el mundo entero.

Hoy más que nunca el tema de la protección de los más pequeños y la necesidad de garantizar sus derechos, es importante. Quienes están vinculados a la temática aseguran que se trata de una realidad aceptada donde sólo se entiende por violencia los casos extremos sin percatarse que las amenazas, humillaciones, los insultos, el abandono afectivo y no dar educación o garantizar la salud del menor también son una forma de violencia.

La violencia es justamente, y según el organismo internacional, “toda forma de perjuicio o abuso físico, mental o emocional, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual”.

Lea también: Luisa Cáceres de Arismendi: “Heroína de la Guerra de Independencia”

Thomas Hammarberg, Comisionado para los derechos humanos del Consejo de Europa, 2006, señaló “¿Cómo podemos esperar que los niños y las niñas tomen los derechos humanos en serio y ayuden a construir una cultura de derechos humanos, mientras nosotros los adultos no sólo persistimos en abofetearlos, zurrarlos, golpearlos y azotarlos, sino que de hecho defendemos esta violencia diciendo que es ‘por su propio bien’? Golpear a los niños no es solamente una lección de mal comportamiento; es una poderosa demostración de desprecio por los derechos humanos de las personas más pequeñas y más débiles.”

FOTOS:

Notife

atusaludenlinea.com

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.