FundaRedes: “ELN convirtió a la frontera en un territorio de sangre y muerte”

informe FundaRedes frontera
Durante su intervención Javier Tarazona afirmó que los grupos irregulares colombianos son la primera fuente de empleo de los venezolanos en territorio de frontera, “cada venezolano que lleva un litro de gasolina de contrabando, le trabaja de manera indirecta a los grupos irregulares”, situación por la cual Tarazona exhortó a los ciudadanos a la reflexión, para que cada persona pueda asumir el compromiso de no colaborar y por el contrario hacerle frente a la proliferación de estas organizaciones.

Una denuncia ante la Defensoría del Pueblo presentó FundaRedes para alertar sobre la situación sangrienta que se ha vivido en los municipios García de Hevia y Pedro María Ureña en las últimas semanas, con el asesinato de más de 6 personas en menos de 12 horas, que se suma a las amenazas de muerte en contra de 15 dirigentes del municipio Junín, con las pintas de casas y la entrega de panfletos, atribuidos a células del Ejército de Liberación Nacional.

Lea también: Colombia busca incorporar a exmilitares venezolanos a la vida productiva

Desde FundaRedes se consideró como parte de la emergencia humanitaria compleja que vive el país, la presencia de estos grupos armados, que se hace cada vez más fuerte, incluso cobrando numerosas vidas en la frontera colombo – venezolana, sin que las autoridades hagan algo al respecto, razón por la cual Tarazona afirmó que “el ELN convirtió a la frontera en un territorio de sangre y muerte”.

El documento fue presentado por Javier Tarazona, director general de FundaRedes, quien solicitó a la Defensoría del Pueblo, se le exija a las autoridades policiales y militares, garantizar la vida de los ciudadanos, a través de operaciones que resguarden a la población y la soberanía nacional, violentada abiertamente por estos grupos irregulares.

Igualmente se le exigió a la Defensoría que se active un mecanismo de protección, en favor de los dirigentes del municipio Junín, ya que sus vidas y las de sus familiares corren peligro, ante la amenaza recibida por parte de la guerrilla colombiana que controla la zona.

La información fue dada a conocer durante la entrega del primer informe anual de FundaRedes 2018 en el Táchira, denominado “Presencia de los grupos irregulares en Venezuela: impunidad y violación de derechos humanos”, trabajo investigativo que recoge toda la investigación y las denuncias hechas por la organización a lo largo del año donde se evidencia la actuación de estos grupos delincuenciales en unos 12 estados del país.

Durante su intervención Javier Tarazona afirmó que los grupos irregulares colombianos son la primera fuente de empleo de los venezolanos en territorio de frontera, “cada venezolano que lleva un litro de gasolina de contrabando, le trabaja de manera indirecta a los grupos irregulares”, situación por la cual Tarazona exhortó a los ciudadanos a la reflexión, para que cada persona pueda asumir el compromiso de no colaborar y por el contrario hacerle frente a la proliferación de estas organizaciones.

En la presentación, el director general de FundaRedes mostró fuertes imágenes de guerrilleros “jugando” con escolares en planteles venezolanos. Además enseñó cómo se ha expandido la actuación de los grupos irregulares a 12 estados de Venezuela, cómo siguen violentando el espectro radioeléctrico con el funcionamiento de 5 emisoras con mensajes adoctrinantes, y demás situaciones plasmadas en el informe anual.

Como ponentes estuvieron el doctor Porfirio Dávila, presidente de la asociación Venezuela libre de secuestro; la doctora Jenny Moreno, miembro de la directiva de FundaRedes en Colombia y directora de Investigación de la Upel en Rubio; Franklyn Duarte, diputado a la Asamblea Nacional por el estado Táchira; y el diputado Romel Guzamana, vicepresidente de la comisión indígena de la Asamblea Nacional.

Lea también: Unicef: 300 mil niños venezolanos en Colombia necesitan ayuda humanitaria

El diputado Romel Guzamana, confirmó también la convivencia en los estados Bolívar y Amazonas, entre las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas y los grupos irregulares armados, y denunció cómo en esta zona del país, son estas organizaciones delictivas las que controlan los territorios, dominan la actividad minera, la distribución y el contrabando de combustible, entre otros delitos.

El Boletín anual 2018 de FundaRedes “Presencia de los grupos irregulares en Venezuela: impunidad y violación de derechos humanos” está disponible en la página web https://www.fundaredes.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: