Matan a puñaladas a un liceísta con discapacidad en Miranda

Foto Archivo
El  joven vivía en Guatire, estado Miranda, que padecía de una leve discapacidad mental, fue interceptado por su verdugo bajo engaño. El sujeto lo habría convencido de que lo acompañara con el pretexto de buscar unos materiales para fabricar unos papagayos, pues a la víctima le gustaba mucho elevarlos.

Leswi Mauricio López Flores, de 15 años, falleció tras recibir 20 puñaladas propinadas por un azote de barrio en una zona boscosa de Guatire en el estado Miranda.

El muchacho, que padecía de una leve discapacidad mental, fue interceptado por su verdugo bajo engaño. El sujeto lo habría convencido de que lo acompañara con el pretexto de buscar unos materiales para fabricar unos papagayos, pues a la víctima le gustaba mucho elevarlos, reseñó Versión Final.

El presunto asesino, Joseph Delgado, de 19 años, luego de convencerlo en el sector Cuatro Esquinas, de Guatire, le asestó unas 20 puñaladas. Delgado después de cometer el crimen alardeó por la barriada que había asesinado a un joven, y los vecinos denunciaron la situación.

Al ser capturado confesó lo sucedido y guió a los funcionarios del Cicpc hasta donde estaba el cadáver.

A “Leswito”, como le decían de cariño, lo vieron por última vez, el pasado 7 de enero, cuando salió de su casa rumbo al colegio para jóvenes especiales Taller de Educación Laboral Francisco Rafael García de Guarenas donde cursaba primer año de bachillerato.

El liceísta vivía en el sector Pico é Zamuro de Guatire y todos los días tomaba una unidad de transporte para ir a estudiar. Al salir del colegio fue al trabajo de su mamá, quien funge como manicurista en un local del centro comercial Center Plaza, de Guatire. Compartió un rato con ella hasta la 1:30 de la tarde cuando decidió irse a casa.

Su madre le dio dinero para el pasaje y no lo vio más. Las alarmas se encendieron a las 7:00 de la noche de ese mismo día, cuando la dama llegó a la vivienda y no encontró al jovencito. Lo hallaron muerto al siguiente día en la Zona Industrial Terrinca, en Guatire.

El cadáver presentaba unas 20 heridas punzo cortantes, la mayoría en la cara. No tenía sus pertenencias y en las cercanías del sitio del suceso se encontraron un destornillador y un pico de botella ensangrentados, que fueron utilizados para quitarle la vida.

FOTOS:

Tenemos Noticias

Deja un comentario