Frenar el rumor

Arturo Molina Opinión
La opinión y presión internacional sigue su curso. La Asamblea Nacional está allí, actuando. Hay que vivir la política dentro del marco de las realidades objetivas y subjetivas presentes. No se puede seguir oyendo a los otorrinos del chisme y el desaliento. Las acciones por venir requieren de temple y cordura.

Arturo Molina @jarturoms1

Inicia el 2019 y la carga de la crisis económica sigue siendo pesada para la sociedad venezolana, atentando contra el ya destrozado ingreso familiar. Los anuncios desde el oficialismo solo son expresiones verbales que nada tienen que ver con la puesta en marcha de elementos propios que rigen la economía, pronunciando los desequilibrios y escasez generalizada, generando lo que a los socialistas siglo XXI les agrada, vivir entre el estiércol.

El sector político  opositor al régimen se mueve entre aguas turbias que magistralmente han sido lanzadas desde laboratorios concebidos para satanizar propuestas de cambio que en sociedades modernas se distancian de la guerra a través del fusil y el odio. Con ello no se pretende ocultar errores cometidos, que han servido de alimento para los auspiciadores de la división y el fortalecimiento del mal y destrucción del país.

Pululan los adivinos, y lanzan mensajes que se multiplican con fuerza a través de las redes sociales, indicando que el régimen caería el 25 de diciembre, luego el 1ro de enero. Todos auspiciaban golpe militar, y dirigían sus dardos envenenados contra los  partidos, sus dirigentes y ciudadanos no partidistas que promueven el cambio bajo el manto del lo establecido en la Carta Magna. Amaneció y no pasó nada. Rumores y más rumores, o, chismes y más chismes. En eso se han convertido algunas personas que parece son del régimen o lo apoyan.

Esos mismos adivinadores delinearon que el 5 de enero 2019 algunos factores políticos de oposición no respetarían los acuerdos establecidos para la elección de la nueva directiva de la Asamblea Nacional, y ocurrió todo lo contrario. Se generó el debate dentro del marco del respeto y la tolerancia, se votó y el resultado fue lo acordado con anterioridad. Una vez más se quedaron los auspiciadores de la confrontación estéril con los crespos hechos.

El nuevo Presidente de la Asamblea Nacional le habló al país. Allí se recoge lo que está pensando el sector político opositor. El planteamiento del desconocimiento al actual gobernante a partir del 10 de enero está apegado a lo establecido en la Constitución Nacional vigente desde el año 1999. La diatriba que se comienza a ver en las redes sociales sobre conceptos e interpretaciones acerca de lo que viene después del 10D es necesaria y oportuna. Eso expresa pluralidad, democracia, participación, para llegar a entendimiento. Vacío de poder, Usurpación de Poder, Gobierno de Transición Emergencia Nacional, todos caben, ninguno sobra, pero es necesario definir el que se va a poner en práctica, y aún con diferencia, lo importante es que se comienza a ver rumbo, estrategia, propuesta, organización, y hay que alcanzar la disciplina, para salir de la pesadilla sin derramamiento de sangre y a costa de los pendejos.

La opinión y presión internacional sigue su curso. La Asamblea Nacional está allí, actuando. Hay que vivir la política dentro del marco de las realidades objetivas y subjetivas presentes. No se puede seguir oyendo a los otorrinos del chisme y el desaliento. Las acciones por venir requieren de temple y cordura.

Arturo Molina

jarturomolina@gmail.com

@jarturoms1

www.jarturomolina.blogspot.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.