30 años de prisión para homicida de Directora de Centro Penitenciario de Occidente

Foto Archivo
TSJ confirmó 30 años de cárcel para E. Mora por sicariato contra Nelly Isabel Ramón Torres, directora del Anexo Femenino del Centro Penitenciario de Occidente, y de su concubino, ciudadano Jesús Antonio Ruiz Albarracin.

La Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) confirmó la condena a 30 años de prisión – que le impuso el Tribunal Cuarto de Primera Instancia en Funciones de Juicio del estado Táchira – al ciudadano E.  Mora,  por la comisión del delito de sicariato, tipificado en el artículo 44 de la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, en perjuicio de la ciudadana Nelly Isabel Ramón Torres, directora del Anexo Femenino del Centro Penitenciario de Occidente, y de su concubino, ciudadano Jesús Antonio Ruiz Albarracin.

En el dictamen N° 303, fue desestimado por manifiestamente infundado el recurso que interpusiera Mora Mora contra la decisión de la Corte de Apelaciones del estado Táchira, en la cual se desestimó el recurso de apelación y confirmó la decisión condenatoria, reseñó el portal web www.2001.com.ve.

Indica la sentencia, con ponencia de la magistrada Francia Coello González, que el recurso interpuesto no incluyó los elementos mínimos de fundamentación que podrían permitir su análisis y, por tal razón, éste fue desestimado por estar manifiestamente infundado.

Es de recordar este suceso, cuando un sujeto fue quien sorprendió a Nelly Isabel Ramón Torres, de 40 años, y a su esposo Jesús Luis Albarracín, de 47, en julio de 2012, en el sector Las Golondrinas de San Cristóbal. Fue una especie de sicariato, dijeron fuentes policiales después del doble crimen. Ese es el móvil que se manejó para el momento, pues el asesino no medió palabras con sus víctimas.

A ambos los atacó a tiros, pero se ensañó más con la mujer, quien era la directora del Anexo Femenino del Centro Penitenciario de Occidente (CPO) de Santa Ana del Táchira. El pistolero llegó, disparó en ráfaga y huyó rápidamente, informó www.reportero24.com.

Testigos refirieron que Nelly se encontraba en un estacionamiento a pocos metros de su residencia, a bordo de una camioneta perteneciente a la Red Mercal, de donde su esposo era coordinador, mientras que él estaba ingresando objetos al vehículo, cuando recibieron los impactos de bala.

Al parecer, el ataque a la directora del anexo femenino se debió a que había restringido las visitas a las reclusas, así como también a las parejas de los líderes negativos (“pranes”), lo que pudo haber desencadenado la ira de algunos reos que pagaron para que la mataran. Vale destacar que esta medida la tomó Nelly Ramón luego de recibir  una orden emanada de la ministra penitenciaria, Iris Varela.

Sin embargo, uno de los familiares de Nelly Ramón, quien pidió no ser identificado para el momento del hecho, dijo que meses atrás la funcionaria había sido secuestrada por una de las internas pero que no pasó a mayores y se solventó la situación. Aclaró, además, que nunca recibió amenazas que la alertaran sobre su seguridad.

FOTOS:

Correo del Orinoco

Diario El Luchador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: