River Plate campeón de la Copa Libertadores en Madrid

Foto Archivo

River Plate ganó el superclásico  en Madrid, fuera de Argentina con un 3 a 1 (5-3 global) en el Santiago Bernabéu. Un partido que pasará a la historia.

Con goles del colombiano Juan Fernando Quintero (109) y de Gonzalo ‘Pity’ Martínez en el alargue (120+1), River Plate derrotó a Boca Juniors por 3-1 (5-3 en el global) y se proclamó campeón de la Copa Libertadores 2018, en encuentro disputado este domingo en Madrid.

Los clubes argentinos de Boca Juniors y River Plate jugaron una prórroga en la final de la Copa Libertadores de América 2018 después de empatar a un gol en el encuentro de vuelta (3-3 en el global) que se disputó este domingo en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid, reseñó el portal web news.culturacolectiva.com.

Darío Benedetto (44) adelantó a los ‘xeneizes’ al culminar una rápida contra justo antes de la pausa (44) y Lucas Pratto empató en la reanudación (68) después de una buena combinación de los ‘millonarios’.

Ambos rivales  jugaron  media hora más en el estadio Santiago Bernabéu, que no estaba lleno (con 62 mil espectadores sobre 81 mil de capacidad) a pesar de los miles de argentinos desplazados.

Rivales históricos del fútbol argentino, River Plate y Boca Juniors pugnaron este domingo a las 19H30 GMT por coronarse como campeones de Sudamérica en un Madrid blindado que, sin incidentes destacados, empezaba a vibrar con este partido desplazado a España por la violencia ocurrida en Buenos Aires.

A falta de una hora del pitido inicial, el emblemático estadio Santiago Bernabéu empezaba a llenarse con las dos ruidosas hinchadas que a lo largo del día estuvieron cantando, saltando y animando en las respectivas “fan-zones” sin ningún tipo de incidente.

“Los autobuses con los jugadores llegaron sin ningún incidente al estadio”, tuiteó la Policía Nacional que escoltó ambos vehículos hasta el Santiago Bernabéu.

¿Por qué fuera de Argentina?

En este escenario tan lejano de la Bombonera y del Monumental, los equipos de Marcelo Gallardo y Guillermo Barros Schelotto buscarán desequilibrar el 2-2 registrado en la cancha de Boca en el ya lejano partido de ida del 11 de noviembre.

En juego está la consecución de la Copa Libertadores –la séptima de Boca y la cuarta de River– ante el eterno rival pero también la clasificación para el Mundial de Clubes que se disputará del 12 al 22 diciembre en Emiratos Árabes.

Sin embargo, la vertiente deportiva de la bautizada como “final del siglo” pasó a un segundo plano cuando un grupo de hinchas radicales de River atacaron con piedras y gases lacrimógenos el autobús de Boca a su llegada al estadio Monumental, hiriendo a dos jugadores.

La CONMEBOL aplazó el encuentro y finalmente lo trasladó a Madrid contra el criterio tanto de River, que perdió la localía, como de Boca, que exigió en vano la victoria en los despachos. (AFP).

FOTOS:

diarioveloz.com

Depor

Deja un comentario