Martinelli enviado a juicio por presunto espionaje en Panamá

Foto Archivo
El fiscal encargado del caso, Harry Díaz, sugirió una condena de 21 años de prisión para el expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli.

Un juez panameño envió este lunes a juicio al expresidente Ricardo Martinelli, quien enfrenta una petición de 21 años de cárcel por presuntamente espiar a unos 150 opositores durante su gobierno (2009-2014).

“Habiéndose demostrado las razones en derecho (…) que la Corte Suprema de Justicia, el pleno, y este magistrado de garantías son los competentes para conocer este proceso, procedo a dictar el auto de apertura a juicio” contra Martinelli, dijo el juez de garantías Jerónimo Mejía, reseñó el portal web www.radioamerica.hn.

Se conoció que la decisión fue tomada tras una audiencia de la Corte Suprema de Justicia.

El exgobernante, presente en la audiencia, es investigado por la Corte Suprema, y no por la justicia ordinaria, por su condición de diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Se fijó el juicio oral para el 11 de diciembre, aunque el pleno de la Corte debe decidir si mantiene la fecha o no.

“Mejía se pasa por los xxxx a la Corte Suprema de Justicia”, vociferó Martinelli, acostumbrado a dar arengas y discursos altisonantes a la entrada o a la salida de las audiencias.

“Me han violado todos mis derechos, soy inocente y lo voy a probar”, añadió el exmandatario.

Martinelli, de 66 años, está acusado de espiar, entre 2012 a 2014, a políticos, sindicalistas, periodistas, empresarios y otros ciudadanos opositores a su gobierno, al que acusaban de ser una “dictadura civil”.

Sin embargo, Harry Díaz, fiscal de la causa, ha pedido 21 años de cárcel contra Martinelli: cuatro por interceptación de telecomunicaciones sin autorización judicial; cuatro por seguimiento, persecución y vigilancia; diez por peculado y malversación; y tres por agravante.

La violación de la intimidad se habría dado a través de la interceptación de correos electrónicos, llamadas de teléfono, tarjetas de memoria, agendas telefónicas, audios y grabaciones de conversaciones privadas.

El envío a juicio se produce días después de que dos hijos del exmandatario, Ricardo y Luis Enrique Martinelli, fueran detenidos en Miami por problemas migratorios.

Ambos son además acusados de cobrar sobornos de la empresa brasileña Odebrecht y tenían alerta roja de Interpol.

Martinelli fue extraditado a Panamá el 11 de junio desde Estados Unidos, donde estuvo encarcelado un año en una prisión federal de Miami, donde residía desde 2015 para eludir la justicia panameña.

Pese al llamamiento a juicio, el pleno de la Corte debe decidir aún si es el órgano competente para juzgar a Martinelli, ya que el expresidente renunció al Parlacen durante el proceso.

Abogados y analistas coinciden en que Martinelli tendría más opciones de salir bien librado en un juzgado ordinario, en un país con una alta percepción de corrupción en la justicia.

“Si la Corte es competente para juzgar yo pienso que la situación pudiera ser muy complicada para el señor Martinelli porque no le ha ido muy bien en la Corte”, dijo a AFP el abogado Ernesto Cedeño.

Pero si el caso fuera a la justicia ordinaria, el exmandatario “podría tener otro tipo de futuro procesal”, añadió.

“En la Corte o en un tribunal inferior, para nosotros no hay ningún problema. Yo confío en que las pruebas son tan contundentes que aquí no puede haber ningún tribunal que diga que las escuchas telefónicas no se dieron”, dijo a AFP Balbina Herrera, una de las querellantes.

Los abogados de Martinelli han pedido en varias ocasiones prisión domiciliaria por problemas cardíacos e hipertensión, pero todas las peticiones fueron rechazadas.

Sin embargo, tras su paso por el gobierno, acumula en la Corte una veintena de investigaciones por diferentes escándalos durante su administración. Una docena de sus ministros han estado detenidos.

Pese a las acusaciones, dice ser un “perseguido político” del actual mandatario y exaliado suyo, Juan Carlos Varela. (AFP).

FOTOS:

Panorama

ABC.color

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: