Real Madrid acumula otra derrota
La relativa actuación del conjunto blanco en relación a los registros de anteriores temporadas muestra un descenso en todos los aspectos ofensivos. El Madrid se desplegará con duras bajas en su formación, Gareth Bale, Marcelo y la del internacional español Isco Alarcó.

La declaración más paralela a la situación que atraviesa el Real Madrid del técnico Julen Lopetegui la dejó caer en Rusia el debutante Sergio Reguilón. «Así no podemos seguir», pregonó el lateral izquierdo sobre el césped del estadio Luzhniki de Moscú.

El mensaje en ardiente euforia del inocente canterano de 21 años, dirigido e insinuado a la primera plantilla, rompió con la línea de mensajes vacíos y escasamente críticos que intenta introducir en el equipo y a su entrenador desde hace una semana. La cachetada recibida en Sevilla (3-0) abrió un periodo de incertidumbre en los madridistas que se extendió con el empate en el derbi ante el Atlético (0-0) y terminó de colocar definitivamente con un nueva e inesperada derrota ante el CSKA (1-0).

 La reciente seguida de tropiezos pone al Madrid en la situación más comprometida en cuanto a resultados desde la partida de José Mourinho en 2013 y le sitúa como el club con menos capacidad anotadora en los últimos 12 años, cuando tras los mismos partidos de Liga y Champions registraba la misma cifra de goles en años anteriores.

El Madrid se enmarca como uno de los más deficientes a nivel de eficacia de lo que va del 2018. Solo en cuatro ocasiones desde el año 2000 el equipo blanco se situaba por debajo de los 14 puntos tras la disputa de siete jornadas de LaLiga. El mismo botín que recolecta el vasco lo firmaron también Zinedine Zidane el curso pasado, Fabio Capello en 2006 y Vicente del Bosque en el 2000. En la última década, solo la última temporada de Mourinho con 11 puntos de 21 posibles empeora sus resultados. Pero las diferencias entre ambas circunstancias son considerables. Aquel año el Madrid andaba quinto en la clasificación a ocho puntos del Barcelona y del Atlético mientras este se mantiene igualado con el equipo azulgrana, igual de inquietante en el inicio de curso, y suma uno más que los de Simeone.

En Champions, hay que remontarse a 2006 para recordar una derrota del Madrid en una de las dos primeras jornadas de la fase de grupos. Desde entonces, los blancos siempre habían sumado cuatro o seis puntos.

La causa trascendental de la situación de emergencia en la que se encuentra Madrid habita en la producción ofensiva. El equipo madridista acumula tres partidos sin ver el grito del gol. Han pasado cinco horas y 19 minutos desde su último tanto, el que firmó Asensio ante el Espanyol el 22 de septiembre. Es la peor racha desde enero de 2007. Nunca desde entonces al Madrid le había costado tanto producir y anotar. El plantel de Lopetegui es el que menos remata, genera y marca en LaLiga en los últimos 12 años. Los 15 goles, 39 remates a puerta y 89 ocasiones tras siete encuentros son el registro más bajo del club desde 2006.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.