Una historia y un recuerdo difícil de olvidar: 11 de Septiembre atentado a las Torres Gemelas en Nueva York

Foto Archivo
Los atentados del 11 de septiembre marcaron un antes y un después en la historia de Estados Unidos y en el mundo global. Desde entonces varios países de Europa están en alerta terrorista y en el punto de mira del terrorismo, de momento ya se han perpetrado atentados en Madrid (2004), Londres (2005), París (2015) y Bruselas (2016).

Los ataques terroristas suicidas que tuvieron lugar el 11 de septiembre de 2001 en el World Trade Center de Nueva York (Estados Unidos) fueron perpetrados por la organización terrorista al-Qaeda y causaron más de 3.000 muertos y unos 6.000 heridos.

Los hechos comenzaron durante la mañana del martes 11 de septiembre cuando 19 terroristas armados simplemente con navajas y algún aerosol secuestraron 4 aviones Boeing comerciales con pasajeros, reseñó el portal web www.altima-sfi.com.

Es importante recordar que los secuestradores tomaron el control de los aviones, el primero se empotró contra una de las torres gemelas (norte) a las 8:46h. formando una gran bola de fuego y el segundo impactó contra la otra torre (sur) a las 9:03h. El tercer avión a las 9:37h se estrelló contra el Pentágono y el último cayó a las afueras de Pensilvania a las 10:03h. después de que los pasajeros quisieran recuperar su control, sin éxito, al saber que los demás aviones se habían estrellado. Sólo cuatro minutos antes (09:59) se había desplomado la torre sur que había recibido el segundo impacto.

A las 9:48h la Casa Blanca y el Congreso fueron evacuados por razones de seguridad y a las 10:28h se derrumbó la torre norte, la que había recibido el primer choque.

Las torres Gemelas, edificios de 110 plantas con vigas centrales de acero y fundamentos de hierro y hormigón, no pudieron soportar las altas temperaturas causadas por el impacto de los aviones y el combustible que ardía continuamente debilitando sus estructuras e impidiendo a la vez cualquier salida de emergencia. Las escaleras y los ascensores, situados en la parte del centro, habían quedado bloqueados, condenando muerte a las personas que habían quedado atrapadas en los pisos superiores, donde tampoco habían podido llegar los servicios de rescate.

Los hechos causaron un gran impacto y momentos de caos, las noticias que se sucedían eran inciertas, confusas, pero las imágenes se estaban retransmitiendo en directo por televisión en todo el mundo, sin explicaciones demasiado claras, pero con un testimonio visual que quedaría en la retina de todos para la historia, ya que se estaba produciendo uno de los atentados más trágicos de los Estados Unidos.

Mientras las torres ardían y la gente de los pisos inferiores al lugar del choque intentaban huir del rascacielos, bomberos y policías se apresuraban por rescatar el mayor número de personas, pero los pisos superiores, donde era imposible llegar y de donde era imposible salir, la desesperación y el terror hicieron que mucha gente saltara por las ventanas para poner punto final a la pesadilla.

La caída de las torres levantó una enorme polvareda y dañó los edificios que había alrededor, los pisos se desplomaban uno tras otro en cuestión de segundos formando una enorme nube de humo irrespirable. Todo el perímetro de alrededor quedó inmerso en una nube gris tóxica. A las 17:20h caía otro edificio situado en el World Trade Center, dañado por los escombros de las Torres Gemelas y los incendios.

 George Bush, presidente de Estados Unidos, apareció a las 9:31, mientras daba un discurso en una escuela, informando que probablemente se trataba de un ataque terrorista. A las 13:04 Bush volvió a comparecer para declarar la «Alerta Máxima» en todo el mundo.

En los atentados murieron todos los pasajeros y tripulación de los aviones y muchas personas que estaban en la zona del World Trade Center aquel día en horario laboral, especialmente en las Torres Gemelas. En total se calcula que murieron unas 3.000 personas y quedaron heridas casi 6.000.

Los atentados del 11 de septiembre supusieron un cambio importante en cuanto a temas de seguridad y relaciones internacionales que han condicionado la política, los medios de comunicación y la manera de actuar en muchos organismos, no sólo en Estados Unidos.

En aquellos momentos Osama Bin Laden era el jefe de al-Qaeda y al que se atribuía la máxima responsabilidad de los atentados. Según investigaciones posteriores se pudieron reconocer algunos de los suicidas en grabaciones del grupo terrorista. Estados Unidos inició una búsqueda y captura de Bin Laden y Bush comenzó la llamada Global War on Terrorism, una guerra global para combatir el terrorismo islámico.

Ante esta situación el 7 de octubre de 2001 Estados Unidos invadió Afganistán (lugar donde se suponía que se escondía Bin Laden), derribando el régimen de los talibanes. En 2003 se invadió Irak desencadenando una guerra y derribando Saddam Hussein y se siguieron otras acciones para luchar contra el yihadismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: