A pesar de ser un evento muy grande, todos asumirán sin excepción las reglas en el Mundial 2018

La FIFA declaró el riguroso trabajo en preparar y organizar este gran evento

La FIFA declaró el riguroso trabajo en preparar y organizar el Mundial porque es un gran evento, “Nos tomamos más en serio las normas que inventamos para jugar, que las que inventamos para convivir”.

Jean Daniel, el histórico director de Le Nouvel Observateur y decano mundial del periodismo, se maravilla con el deporte más visto del mundo.

Sean países ricos y países pobres, de distintos continentes, aislados por todo tipo de diferencias culturales, sociales, religiones distintas, afrontados incluso en forma radical, aceptarán un mismo reglamento y accederán que un evento de gran magnitud se hará valer, el Mundial volverá a demostrarlo.

A pesar de lo que es hoy el mundo, en efecto, habrá ciertas tensiones de cara al mundial no solo por los problemas políticos o culturales sino también la amenaza por grupos terroristas que afirman interrumpir el mundial por sus creencias bélicas.

Y la primera evidencia de esto viene del partido inaugural:

Rusia-Arabia Saudí en el fondo mantienen tensiones en grado preeminente, extendiéndose desde la guerra de Siria hasta los pulsos petrolíferos entre estas dos naciones. Pero en cuanto inicie el partido, se desvanecerán las diferencias. Así mismo la FIFA contará con toda la ayuda y participación de las autoridades pertinentes para resguardar este evento mundial.

El nacionalismo no floreció hasta finales del siglo XVIII, pero se considera haber llegado para quedarse. La globalización no lo ha hecho menguar. Las banderas, los himnos, las emociones patrióticas con la mirada en el cielo, la exaltación de cada “nosotros” frente a cada “ellos”, reventarán ante los ojos de cada persona en los próximos veintitantos días. Es un poco ingenuo creer que las emociones van a poder quedar encerradas en los estadios al terminar los partidos.

Deja un comentario