Asesinan a tres hombres con disparos en la cabeza en una trocha de Ureña

Se trataba de tres hombres con edades comprendidas entre los 20 y 25 años, aproximadamente.
Todos estaban desprovistos de documentos de identidad, por lo que el Cicpc-Ureña, al trasladar los cuerpos a la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, los ingresó bajo el estatus  “Por Identificar”.

Otro triple crimen  fue perpetrado, presuntamente durante la madrugada de este domingo, en el municipio Pedro María Ureña, jurisdicción fronteriza donde sus habitantes apenas comenzaban a reponerse de un atroz crimen, similar al que conocieron ahora.

En el hallazgo de este domingo, las víctimas también son tres hombres, sin identificar, muy jóvenes, a los que les dispararon hasta causarles la muerte, sobre todo en el área  de la cabeza,  tal cual ha sido la práctica de los asesinos que operan en esta zona.

Todos estaban desprovistos de documentos de identidad, por lo que el Cicpc-Ureña, al trasladar los cuerpos a la morgue del Hospital Central de San Cristóbal, los ingresó bajo el estatus  “Por Identificar”.

Del triple homicidio  de este domingo se conoció a muy temprana hora de la mañana, cuando las autoridades policiales del municipio fueron alertadas -vía telefónica- de la existencia de tres personas asesinadas a balazos en la calle 3 del barrio La Goajira, en un callejón que conduce a la  conocida trocha bilateral llamada “Portón Rojo”.

Funcionarios de la Coordinación Policial Ureña fueron los primeros en acudir al sitio para verificar la información, la cual resultó ser cierta, por lo que de inmediato dieron aviso al Cicpc para que sus investigadores se encargaran de iniciar el trabajo indagatorio y otras diligencias de rigor.

Se trataba de tres hombres con edades comprendidas entre los 20 y 25 años, aproximadamente;  de contextura normal y estaturas de al menos un metro con 70 centímetros. Uno de ellos, que quedó en medio de la vereda, vestía franela negra, jeans azul y calzaba zapatos deportivos oscuros de la marca “Nike”. A su lado hallaron una gorra  morada; en el  costado derecho, cerca del ombligo, lucía un tatuaje cuya imagen no se logró definir; de piel blanca, cabello negro y poca barba.

Los otros dos fueron asesinados a un costado del callejón. Uno, de piel blanca, cabello corto y negro, desprovisto  de camisa, con jeans azul, zapatos deportivos azules de la marca “Nike”. A su lado, la tercera víctima, de piel trigueña clara, lucía bigote y barba semipoblada, cabello negro y corto.

Vestía  una franela gris con tres franjas anchas al frente: una de color azul oscuro, una blanca donde se lee “Adidas”, y una tercera en la parte inferior de la prenda, azul claro. Tenía un pantalón jeans gris y calzaba zapatos deportivos oscuros.

Las autoridades manejan, como un  posible primer móvil, el ajuste de cuentas.

Dos del triple homicidio en Tienditas podrían ser ciudadanos colombianos

En cuanto al otro triple homicidio ocurrido la madrugada del viernes en la parte baja de Tienditas, en el mismo municipio Pedro María Ureña, cuyas víctimas tenían vendados los ojos, además de estar maniatadas y abaleadas en la cabeza, no se descarta que al menos dos de los hombres asesinados sean de nacionalidad colombiana.

Se espera que para este lunes arriben al Táchira los familiares de dos muchachos colombianos, de apellido Castellón, para tratar de reconocer lo que pudieran ser los cadáveres de dos hermanos neogranadinos que se encuentran  desaparecidos y cuyas características físicas coinciden con dos de los cadáveres.

Para recordar, aproximadamente a las 4 de la madrugada delviernes, en el sector San Julián, parte baja de Tienditas, la policía halló los cuerpos de tres hombres. De piel trigueña los tres. Dos de contextura delgada, solo uno, un poco más robusta. Con estaturas cercanas al metro con 70 centímetros; vestían pantalones jeans azul. Camisa blanca con bordes negros en las mangas; franela roja con pequeños dibujos negros, y franela oscura con bordes claros en las mangas.

Estos homicidios suman seis víctimas en menos de 48 horas en el municipio Pedro María Ureña.

Haga su comentario. Nos interesa.

Deja un comentario