Duarte: En Táchira más de 600 pacientes renales iniciaron “cuenta regresiva para morir”

El diputado nacional por Táchira Franklin Duarte hizo un llamado a las autoridades para atender la situación
Un llamado al defensor del pueblo del estado Táchira, Hugo Caro, para que salga en defensa de la vida de 750 tachirenses enfermos renales a quienes se les viene negando el derecho a la salud tras suspenderle de manera abrupta el tratamiento de diálisis, hizo el diputado de la Asamblea Nacional Franklin Duarte.

Los más de 600 enfermos  renales del Táchira,  “empezaron la cuenta regresiva para morir”, señaló el diputado nacional luego que fueran informados el pasado martes que solo quedaba un tratamiento para ser aplicado en el transcurso de esta semana.

Duarte, cuestionó la actuación del defensor del pueblo en Táchira, Hugo Caro, quien a su juicio no se ocupa de la situación de los pacientes renales, estableciendo las debidas exigencias ante el Ministerio del Poder Popular para la Salud, el Instituto Venezolano del Seguro Social (IVSS) e inclusive, la Presidencia de la República.

“Para prolongar la última diálisis que será aplicada a este grupo de personas, ellos decidieron que fuera el próximo sábado la fecha en la que sea suministrado el tratamiento, quedando en adelante a la buena de Dios…casi con una sentencia de muerte a cuestas”, denunció el parlamentario nacional.

En Caracas la respuesta que les han dado a los pacientes renales -precisó Duarte- es que deben esperar, “como si la situación no se tratara de vida o muerte, como si con la vida se puede jugar y esperar. Acto inhumano de quienes no han padecido en carne propia el dolor de tener un familiar al borde de la muerte, gracias a la incapacidad de quienes gobiernan Venezuela”.

A la situación que se está presentando en Táchira, se suman más de 15 mil pacientes a nivel nacional, además de quienes ya han sido trasplantados que no tienen el medicamento suprarrenal, tratamiento que se debe suministrar de por vida, y solo se consigue en Colombia (Cúcuta) a un costo de 10.000.000 de bolívares, monto de difícil adquisición para los pacientes venezolanos.

“Sin el tratamiento suprarrenal quienes ya han sido trasplantados corren el riesgo de caer nuevamente en diálisis y como no hay pues también están signados por la muerte”, alertó el parlamentario.

 

Deja un comentario