En La Feria 2018: Reinas que engalanaron la FISS

Omar Medina Feria
Sonia Rincón, una de las primeras reinas de la Feria. Luz Alejandría Cárdenas, el día de la entrega de su corona como Reina de la FISS, se cayó de la tarima a un hueco y fue a dar al hospital. No pudo entregar la corona. Isley Varela, una muchacha humilde y hermosa, la primera reina de la Feria, que abdicó por amor.

Omar Medina Luzardo CNP: 7.530

Vamos a dedicarle a las Reinas de la Feria esta columna. Ellas engalanaron la “Fiesta Brava de San Sebastián” con tanta belleza. Aquellas, que alumbraron como rayos de sol, aquellas que han sido queridas y lo seguirán siendo…

En una pequeña encuesta que hice siempre salió de primera Dulce Leonor Porras Durán. Una joven hija de unos connotados educadores tachirenses. Dulce, es como su nombre; han pasado tantos años que el pueblo aún la recuerda con especial cariño y afecto. Apenas cumplía sus 18 años, cuando se inscribió como candidata. Hizo una campaña de altura con su candidatura que logró convencer a todo el mundo.

Dulce, quedó marcada en las páginas de la historia como la reina más ovacionada de todos los tiempos cuando dan el nombre de la reina. Parecía en aquella época, que la Plaza de Toros, se iba a caer. Dulce, portó una creación sensacional de color blanco, con una sola manga. Su hermoso vestido estaba recamado de pedrería plata y lentejuelas blancas. Su vestido de gala fue una creación exclusiva de Doña Benicia de Giovannone, la gran modista de la “Gran Feria de San Sebastián de todos los años”.

Luego de su reinado Dulce Leonor, marchó a Caracas a representar al Táchira en el Miss Venezuela. Compitió en ese año con Irene Sáenz Conde (Miss Universo) y Pillin León (Miss Mundo). Aún siguen siendo las tres buenas amigas.

Dulce fue y es siempre como su nombre: Dulce…

Mara Ramírez, impactó cuando en aquella época se mostraban trajes típicos. (Hoy día fue eliminada esta salida la noche de la elección). Mara, salió con un sombrero “paramero” y arropada con ruana negra larga hasta los pies. Al llegar al centro del escenario la abrió y era una manta bordada en pedrería y lentejuela de múltiples colores que le dieron los votos de ganadora.

Nancy Torres, se destacó por su inteligencia en cada discurso que emitía. Ella fue escogida entre un grupo de chicas de su misma edad para representar su parroquia. En ese entonces solo participaban 5 candidatas y ganaban por popularidad, por destacarse y darse a conocer ante el pueblo sancristobalense. Hacían caravanas y se metían en los barrios para obtener los votos suficientes. Momentos sanos en los que se podía hacer eso.

Fany García, salió a recorrer las calles de San Cristóbal, montada en una cesta de Cadafe. Era alta de tez blanca y hermosa. Su esbelto cuerpo siempre le dieron un favoritismo especial entre el público.

Yolanda Mendez Araque, una hermosísima mujer tachirense, que con su simpatía logró coronarse como Reina de la Feria.

Sonia Rincón, una de las primeras reinas de la Feria.

Luz Alejandría Cárdenas, el día de la entrega de su corona como Reina de la FISS, se cayó de la tarima a un hueco y fue a dar al hospital. No pudo entregar la corona.

Isley Varela, una muchacha humilde y hermosa, la primera reina de la Feria, que abdicó por amor. Luego de haber formado su hogar en un atraco fue asesinado su esposo.

Isley Fortoul, una hermosa mujer, que su padre conquistó las glorias del deporte por muchas décadas.

Maddy Atencio, se distinguió por irse a Caracas a tomarse unas fotos al estilo ejecutiva. Ella logró obtener la corona de San Sebastián.

Yadelsy Omaña Guerrero, salió al Coso de Pueblo Nuevo con un traje típico de india tachirense. Yadelsy, en la presentación a la prensa de las candidatas que la sucedían en el Círculo Militar se disparó un discurso impresionante. Ese día estaba presente Miss Venezuela Irene Saenz Conde.  Yadelsi es ingeniero y recibió la corona de parte de Dulce Leonor Porras.

Nancy Margarita Mogollón. Educadora universitaria, esposa de un afamado cirujano plástico y en la actualidad, también su hijo es cirujano plástico.

La Nena Morán, tenía un “dientecito” encaramado cuando ganó.

Wendy Carolina Wilches Vivas, también sacó una hermosa creación la noche de la elección de color blanco, recamado en pedrería y lentejuelas, hecho por Doña Benicia de Gionanonne, (tijera internacional de costura). Su vestido, pesaba 20 kilos, y al llegar a su casa después de la coronación se desmayó. Wendy, recorrió toda la geografía del Táchira, fue muy querida por sus acciones. Hija de dos conocidos abogados. Actualmente Wendy vive en España con su esposo, un médico traumatólogo merideño y sus hijas.

Marifel Gómez Villafañe. Su hermana también compitió en ferias pasadas, pero no ganó. En su momento Marifel, no había ganado en la mesa de los jurados. Alba Elena Sanabria fue la que ganó. Los padres de Alba Elena, dos conocidos abogados y su padre locutor además de mucha audiencia, demostraron a través de un “tribunal”, que en efecto la que había ganado había sido Alba Elena. Sin embargo, durante todo el año reinó Marifel. La creación de Marifel también fue de Doña Benicia de Giovannone.

Maribel Chacón, lució un traje hermoso todo en lentejuela azul oscuro y pedrería en plata. Fue una chica de familia muy humilde y venía de Táriba. Su vestido también fue confeccionado por Doña Benicia de Giovannone.

Sandra La Torre, no fue favorita y ganó. Le faltaba un diente y se colocó una prótesis que con el tiempo se le notaba mucho. Tuvo mucha relación directa con el Alcalde de turno en ese entonces y se asegura que fue un mandato del burgomaestre la decisión del jurado.

Aura Zambrano, vino de Ureña a participar y ganó sobrada. Tiene un lunar en uno de sus ojos, pero no deja de ser bella. Fue una de las reina más tímidas que ha registrado la Feria. Fue al Miss Venezuela y se marchó un tiempo a México a probar suerte como modelo. Hoy en día, es quien anima los programas de Feria, desde hace varios años por TRT.

Jhoana Grimaldo, conocida como Pocahontas, de la serie de televisión. Usó siempre su larga cabellera negra suelta. La única Reina de la Feria, que participó dos veces consecutivos como Miss Táchira en el certamen de Miss Venezuela. Duró mucho tiempo en México y aún creo que está allá.

 Diario la Nación en la columna “Noches de Ronda” del afamado periodista Víctor Matos Tenemes publicó un texto, por demás interesante y cierto: “EN LOS ÚLTIMOS 45 años, es la primera vez que la ceremonia de elección y coronación de la Reina de la Feria de San Sebastián no fue televisada, por lo que el rostro lindo y bello de la elegida el sábado 20 Día del Patrono, Yaimar Alexandra López Labrador, de 18 años, solo fue conocido al día siguiente por las gráficas publicadas aquí, en La Nación…

POR ESE ESPECTÁCULO pasaron las cámaras del Canal 5 en su época, Cadena Venezolana de Televisión, Radio Caracas Televisión, Venevisión y en los últimos episodios la Televisora Regional del Táchira, ausente de lo que estaba pasando en Pueblo Nuevo, cuya Plaza de Toros acusó muy poco público, según registra la crónica de Daniel Pabón: la mitad en los medios, solitaria en los altos y pleno de invitados en la arena…

YA LA TRT había adelantado su ausencia del vivo y en directo de la serenata, transmitida en diferido desde la Plaza Juan Maldonado en la víspera, pero en la fecha estelar de la soberana, ni eso hizo…

AHORA LES TOCARÁ tanto a la hermosa Yaimar, Reina de la 54ª Feria, y a Aydana Guerrero, Reina del Turismo, así como a Blanca Márquez, Princesa Fiss 2018, mostrarse lo más posible para que sus rostros queden en la memoria de quienes estamos viviendo este apagado festival que para algunos no debió programarse, incluyendo al obispo diocesano Mario del Valle Moronta, quien criticó sobre el “pan y circo” de la actividad, mientras campean la pobreza, la escasez de comida y medicinas, por lo que veía la impertinencia del festejo…

PERO LOS HECHOS son los hechos. Estamos en la recta final de la Feria Internacional de San Sebastián (que de “internacional” solo queda el calificativo), y que la tradición continúa “sobre héroes y tumbas”, con apenas dos corridas de casta, escasísimos bailes: sendas veladas en el Centro Latino, en el Círculo Militar y en Copacabana; con poca difusión a través de la radio de la Vuelta al Táchira, y su desarrollo sin el entusiasmo de años idos, que para muchos, como las golondrinas de Gustavo Adolfo Becker, no volverán…

SIN EMBARGO el obispo de San Cristóbal pidió que se destine el 60 % de las ganancias de los espectáculos del FISS a la caridad, especialmente en apoyo del hospital psiquiátrico de Peribeca, que estamos seguros solo quedará en buenas intenciones…

EN VARIAS OCASIONES hemos pedido que el ente organizador del evento haga una fiesta rentable para la ciudad que en sus inicios entregaba parte de sus ganancias al Hospital Central y a los ancianatos, pero que luego solo ha dejado una estela deficitaria en su presupuesto, por lo que vemos muy difícil cumplir con los anhelos de nuestro principal pastor en el Táchira, aunque su preocupación siempre será compartida por los que no quieren más “pan y circo” para la pobla…

Y ESTO, es todo por hoy.

MENTIRAS Universales: “Un éxito económico la actual feria”.

Deja un comentario