programa el guardia va a la escuela
Momentos en que se desarrolla el programa “El guardia va a la escuela” en un plantel educativo.
Efectivos de la GNB están visitando las instituciones educativas en Táchira a fin de compartir con los niños este programa.

La junta directiva del Colegio de Profesores de Venezuela, seccional Táchira, rechazó lo que considera una violación al derecho humano de la educación y su pretensión de militarizar la formación de los niños, niñas y adolescentes venezolanos, a través del programa “El guardia va la escuela”.

—En los últimos días hemos visto, con bastante repudio, cómo los niños han tenido la presencia de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana en sus escuelas, en distintas facetas. Rechazamos que se siga imponiendo la militarización en la sociedad venezolana, en este caso a través de la educación, que busca profundizar una conducta en los niños -manifestó el presidente del Colegio en la entidad, Javier Tarazona-.

Agregó que, incluso en algunas fotografías, se reflejan las denuncias que han venido haciendo sobre la infraestructura escolar, donde no funcionan los espacios deportivos y abundan las filtraciones.

—Sabemos que existen teóricos, como Albert Bandura, que hablan del aprendizaje por modelamiento. El problema no es la presencia física del guardia nacional en la escuela, sino los que esos guardias van a hacer en la escuela: Instruir intimidación y símbolos guerreristas, a lo que se suman aspectos, como una revista de la ONA que lleva un mensaje perverso de violencia, para colorear un helicóptero y tanque de guerra, y un niño con un fusil y un casco de la GNB—.

De manera que la directiva del Colegio manifestó su rechazo al citado programa, porque en la constitución se habla de una educación libre, plural y democrática, “no guerrerista ni militarista”.

—Vemos cómo los guardias llevan sus instrumentos de trabajo para que los niños se los coloquen; buscan una transformación conductual del niño frente a la guardia, buscan minimizar la descomposición simbólica que tienen en la calle, en razón de todas las perversidades que han hecho en represión de la protesta, la “matraca” permanente en las alcabalas, en el contrabando en la frontera, y la permisividad y complicidad con los grupos colombianos—.

Igualmente, Tarazona resaltó que las instituciones del Estado carecen en este momento de educación científica y muchas otras cosas, para estar promoviendo tanques de guerra, niños cargando un fusil y una conducta de violencia, cuando el Gobierno pregona una supuesta paz.

Haga su comentario. Nos interesa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.