Enciende una vela

Paciano Padrón opinión
Lo que sabemos es que sí se puede y podrá, y que juntos volvemos a la carga, con la plena seguridad de que el triunfo es nuestro.  Guaidó ha dicho recientemente que “La dictadura cobarde le tiene miedo a la palabra, a la verdad y a todo lo que podamos hacer movilizados”. Enciende una vela.

Paciano Padrón @padronpaciano

Se ha dicho, con sobrada razón, que mejor que maldecir la oscuridad es encender una vela, abrir una puerta o, en definitiva, cultivar la esperanza. Estamos viviendo los últimos días de un régimen agónico que se niega a morir, por más que su tiempo está agotado, históricamente ya no tiene nada bueno que darle a Venezuela, si es que antes lo tuvo. A esta hora, nadie con sangre en las venas, que ame o diga amar a Venezuela, puede quedarse de brazos cruzados, menos aún colocarse en el plan de criticar a quienes hacen, sin ser capaces ellos de hacer algo igual o mejor. Enciende una vela.

Lea también: Jugar sin cartas ocultas por Arturo Molina

A partir de enero, Guaidó y la Asamblea Nacional encendieron la esperanza, nos hicieron pensar una vez más en que era posible derrotar a Maduro, como en efecto lo vamos a derrotar al poner fin a la usurpación. Nos corresponde dar aliento a la esperanza, encauzar las voluntades para hacer grande la lucha, coordinando los esfuerzos en una sola acción.

Rumiar en silencio nuestra rabia contra el régimen criminal y hambreador del pueblo, es una actitud negativa ante el proceso en marcha. Una actitud aún peor es la de criticar por criticar a quien enciende luces, sin presentar opciones de alternativas válidas.

Encender una vela en medio de la oscuridad no significa claridad y fin de la penumbra, pero si es un aporte en la lucha contra la noche. Si se enciende una vela está bien, si son dos, el paso será más importante, y si son decenas, centenares o miles le habremos ganado la batalla a la penumbra. Cada quien está llamado a sumarle al cambio su voluntad y disposición, cada quien según sus capacidades y posibilidades. Todos podemos aportar algo al objetivo común, y quien crea que no tiene posibilidad alguna de acción, le diré que tiene en su palabra una herramienta para animar a otros a hacer su parte, teniendo por último el arma de la oración, de la unión íntima con el Creador para pedirle misericordia, justicia y el cambio que anhelamos.

Hace ya unos días vimos, escuchamos o leímos al Diputado Stalin González cuando dio a conocer el Informe de la Comisión que él preside en la Asamblea Nacional, que tiene la tarea de preparar, lo que desde ahora se puede ir preparando, para las elecciones libres, tercera fase del proceso que transitamos, fase que tiene dos pasos previos indispensables: fin de la usurpación y gobierno de transición. Lo dijo el diputado Stalin González, y tal vez pudo haber sido más enfático y reiterativo: las elecciones se harán en libertad luego del fin de la usurpación y durante el gobierno de transición, para poner fin a la transitoriedad y dar inicio a la plena vigencia de la Constitución y sus instituciones.

En sectores afectos a la oposición surgieron críticas a manera de alerta, con fuertes calificativos contra la Asamblea Nacional y algunos diputados, a quienes se les acusaba de propiciar elecciones convenidas con el madurismo, siendo así que el documento dado a conocer expresamente indica -y no podría ser de otra manera- que las elecciones solo tendrán lugar después del fin de la usurpación. Esa Comisión Parlamentaria adelanta tareas como lo hacen otras, por ejemplo las que preparan planes de acción del gobierno de transición, que no son planes para ejecutar hoy, sino mañana, al cese de la usurpación.

Lea también: Sicofantas o patriotas cooperantes por Noel Álvarez

El 30 de abril con su madrugonazo en La Carlota, que nos sorprendió a todos por igual, fue un aborto temprano obligado por circunstancias que todavía hoy la mayoría no conocemos, menos aún comprendemos. Lo que sí sabemos es que el régimen quedó debilitado y resquebrajado, con más grietas que rostro de nonagenario. Lo que sabemos es que sí se puede y podrá, y que juntos volvemos a la carga, con la plena seguridad de que el triunfo es nuestro.  Guaidó ha dicho recientemente que “La dictadura cobarde le tiene miedo a la palabra, a la verdad y a todo lo que podamos hacer movilizados”. Enciende una vela.

E-Mail: pacianopadron@gmail.com

Twitter: @padronpaciano

Deja un comentario