Mártires de la libertad

jóvenes libertad
Desde hace veinte años, nuestros muchachos son  nuestros héroes, ellos  tienen sus sueños despiertos así como sus madrugadas. Ahora vamos a marchar con nuestros hijos, nuestros nietos y nuestros alumnos para declarar el doce de Febrero como el «Día de los Mártires de la Libertad».

Profesor Felipe Guerrero

Seleccionado el Doce de Febrero como el «Día de la Juventud», resulta prudente repensar esta fecha para declararla el «Día de los Mártires de la Libertad», a fin de rendir homenaje a los miles de muchachos asesinados en estos últimos veinte años por las fuerzas represivas de la tiranía y el oscurantismo

Hoy Venezuela vive una hora de alumbramiento, vive dolores de parto… Lo años iniciales de este siglo XXI han servido para que los grupos aliados de la muerte, ocultos tras las sombras del poder  y protegidos por las cortinas de la impunidad, se han dedicado a pintar con sangre las Universidades, la fábricas, los campos, las veredas y las avenidas de la patria.

Lea también: Ayuda humanitaria por Arturo Molina

En esta dolorosa estación toda Venezuela ha observado la épica batalla que han librado unos muchachos desarmados frente a los poderosos ejércitos dirigidos desde una isla del Caribe. En este tiempo de alumbramiento a una realidad de libertad ya algunos intentan justificar sus acciones, apelando a la verticalidad del mando según la cual «Solo obedecíamos órdenes», otros se escudan en su senilidad «No me acuerdo lo que ocurrió porque han pasado tantos años»  y no faltan los que demandan políticamente el olvido y la impunidad «Hay que olvidar el pasado». Todos esos «Guapetones» pierden sin pudor el coraje que ostentaban cuando asesinaban jóvenes estudiantes y trabajadores, violaban mujeres o torturaban a niños. Todos, sin excepción, han demostrado ser valientes para matar, pero cobardes cuando se  acerca la hora de rendir cuentas.

La juventud es la época de las elecciones valientes, de las opciones fundamentales. Pero la elección presupone renunciar a otros caminos, a posibilidades también atrayentes, que es ineludible dejar, por eso en estas horas cercanas al alba de la libertad resulta prudente recordarle a nuestros jóvenes que «El sufrimiento y el dolor van necesariamente unidos a un gran corazón y a una elevada inteligencia. Por eso del lado de la libertad están los verdaderamente inteligentes».

Buena fecha esta del «Día de los Mártires de la Libertad», porque como decía el gran escritor  Dostoyevski: «Un joven de nuestra época, es una persona ávida de certezas, de esas que buscan la verdad con ardor y que, una vez que la encuentran, se entregan a ella con todo el fervor de su alma, anhelantes de realiza¬ciones, y se muestran dispuestos a sacrificarlo todo, incluso la vida, por sus fines».

Muchachos… En el futuro recordaremos esta fecha como el «Día de los Mártires de la Libertad» para que en los tiempos por venir retumbe nuevamente en el alma venezolana la voz de José Martí, el apóstol de la libertad cuando dijo: «Me parece que me matan un hijo cada vez que privan a un hombre del derecho de pensar».

Muchachos… El tiempo que viene es de sobriedad, templanza y unidad de los militantes de la libertad. La nueva estación será el momento solemne para defender la democracia, sus instituciones y asegurar la gobernabilidad democrática de Venezuela. La buena noticia es que, a partir de la alternancia en el poder, la democracia nos pertenece a todos y en ese contexto, hay que hacer nuestra propia introspección, sin ansiedad, para entre todos construir la Venezuela nueva.

Desde hace veinte años la juventud sale todos los días a buscar su patria  perdida. Los muchachos dejan su calculadora, su lápiz, su cuaderno, su casa y su familia. En la calle día y noche buscando su país perdido sabiendo que en la Venezuela de hoy para el joven no hay futuro, el futuro es sin futuro.

Lea también: Yo el Supremo por Noel Álvarez

Y durante veinte años la valiente muchachada peregrina por este desierto, caminan con su gente en millones de marchas, se han entregado a miles de vigilias, se olvidaron de su cama, de su almohada, de su silencio y todo lo cambiaron por toldos y barricadas de cartón.

Desde hace veinte años, nuestros muchachos son  nuestros héroes, ellos  tienen sus sueños despiertos así como sus madrugadas. Ahora vamos a marchar con nuestros hijos, nuestros nietos y nuestros alumnos para declarar el doce de Febrero como el «Día de los Mártires de la Libertad».

E-mail: felipeguerrero11@gmail.com

 

One thought on “Mártires de la libertad

Deja un comentario