Movimiento por la Democracia hizo propuesta con miras al 10 de enero

Nicmer Evans democracia
El Movimiento por la Democracia y la inclusión (MDI) nueva organización política que forma parte del Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) presentó una propuesta con miras al 10 de enero de 2019. Dicha propuesta fue presentada y entregada al FAVL por el dirigente político y politólogo Nicmer Evans el miércoles 12 de diciembre a la asamblea nacional desarrollada en Caracas para tal fin donde otras organizaciones hicieron lo mismo.

A continuación publicamos el comunicado:

Postura del MDI que fue consignada el 12 de diciembre de 2018 ante el FAVL sobre las futuras acciones que deben desarrollarse con miras al 2019 y en específico sobre el 10 de enero.

1.- La necesidad de definir urgente una dirección política hacia la transición y de la transición implica que seleccionemos por consenso una dirección política que tenga la capacidad de asumirse constructora de la transición y capaz de manejar la transición si fuese necesario, a sacrificio de sus apetencias electorales. Una Dirección Política hacia y de la transición debe ser un equipo con capacidad para proponerle al país una salida a la crisis, que le hable al país del camino que viene si salimos de la dictadura, y que a su vez goce del consenso para dirigir con base en la consulta permanente, las acciones y el destino de una oposición unificada, serían los voceros oficiales por áreas. Constituida por 15 miembros en principio, representantes del sector gremial, sindical, empresarial, ONG´s, del área económica, petrolera, del exchavismo o chavismo crítico, de la iglesia, de la juventud, de los partidos políticos, de la comunicación social, del mundo de la cultura y las artes, uno del deporte, también del sector campesino y finalmente el presidente de la AN, estos hombres y mujeres deben comprometerse por escrito, a no aspirar electoralmente en próximos e inmediatos procesos democráticos cuando sean conquistados, para garantizar la armonía con aquellos candidatos naturales que aspirarían a competir en condiciones democráticas dignas. A estos últimos se les debe pedir declinar temporalmente sus democráticas aspiraciones para el momento en que vuelva el Estado de Derecho.

2.- La Dirección Política hacia y de la transición debe estar encabezada por un triunvirato que surja del seno de ella misma, y debe tener réplicas estadales, municipales, parroquiales y comunales.

3.- No es el 10 de enero la fecha determinante de la política opositora, es un nuevo punto de inflexión que deberá ser utilizado para lograr mayor presión internacional y mayor conciencia de movilización y unificación de estrategias de la oposición en su conjunto.

4.- La Plataforma Nacional de Conflicto deberá ser el brazo de articulación para la movilización de las fuerzas sociales al servicio de la nueva dirección política de y hacia la transición.

5.- La junta del  FAVL debe pasar a ser una instancia de orientación y definición de políticas y acciones que nutra a la nueva Dirección Política hacia y de la Transición.

6.- Esta nueva Dirección Política hacia y de la Transición deberá ser presentada al país el 11 de enero.

7.- En manos de esta nueva Dirección política deberá estar el dirigir de inmediato el debate sobre las propuestas inmediatas para un gobierno de transición junto a la Junta de conducción de FAVL y otras organizaciones unitarias.

8.- Todo el proceso de selección de la nueva Dirección política hacia y de la transición deberá ser desarrollado por la Junta de conducción del FAVL, e incorporar para tal fin a representantes de las otras plataformas opositoras (Soy Venezuela y La Concertación) con plena vigencia, en función de lograr el mayor grado de consenso posible.

Deja un comentario