Tras las rejas João de Deus, el “sanador espiritual” acusado de abusos sexuales

Foto Archivo
Se conoció que más de 200 mujeres habían denunciado al supuesto gurú por haberlas acosado de abusos sexuales.

La justicia brasileña emitió una orden de prisión sobre el “sanador espiritual” João de Deus, al que cientos de mujeres denuncian por abusos sexuales, según informaron fuentes oficiales a las agencias Efe y France Presse.

El supuesto gurú brasileño, de 76 años, no había sido detenido. João Teixeira de Faria, verdadero nombre del sanador, pasa consultas en su “hospital espiritual” de Abadiania, a 120 kilómetros de la capital, Brasilia.

Había ganado fama internacional por tratar a celebridades como la modelo Naomi Campbell e incluso a políticos como los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, informó Globovisión.

Las supuestas víctimas, de entre 30 y 40 años, relataron sus casos el pasado fin de semana en la cadena brasileña TV Globo. Ese fue el inicio de toda una oleada de nuevas acusaciones que han sido analizadas por la justicia brasileña. Algunas de las denuncias se remontan a 2010.

Según la información de France Presse, el Ministerio Público de Goiás (centro del país) recibió 330 mensajes con denuncias desde el pasado lunes. “No soy culpable”, dijo Deus el miércoles, en una breve y única aparición pública en su centro en Abadiania.

En su fugaz anuncio estuvo acompañado de centenas de personas vestidas de blanco que le manifestaron su apoyo entre gritos y aplausos.

Sin embargo, todas las denunciantes afirmaron haber ido solas al templo donde atendía el supuesto gurú. Primero había una sección de tratamiento colectiva en la que João de Deus les decía —mientras, en teoría, se encontraba bajo la influencia de entes espirituales— que necesitaban un tratamiento individual.

Luego, Deus las llevaba, siempre según su relato, hacia una sala oscura que quedaba a puerta cerrada. En ese lugar es donde se producían los abusos: les acariciaba los senos o les pedía que le tocasen el pene. Todo, justificado como parte de un dudoso tratamiento de limpieza espiritual.

En el programa de TV Globo, la primera mujer que denunció aceptando ser identificada por nombre y apellidos —la coreógrafa holandesa Zahira Leeneke— relató haber viajado hace cuatro años a Brasil para tratarse con el supuesto sanador.

Sabía de él a través de Internet y de una entrevista con Oprah Winfrey que ya ha sido retirada. La coreógrafa declaró que, en la primera sesión, tras conocer sus problemas, el médium la sugestionó de tal manera que le llegó a obligar a masturbarle.

A pesar de lo ocurrido en ese primer encuentro, Leeneke dijo que volvió otras ocasiones en las que permaneció junto a otras personas en sesiones meditación. Hasta una última vez en la que el médium la llevó “violentamente” hacia un baño y la violó. “Tengo miedo hasta ahora”, declaró Leeneke.

FOTOS: 

Globovisión

LaPagina.com.sv

 

Deja un comentario