Diez mascarillas naturales para eliminar las arrugas

Mascarillas naturales
El mejor remedio para las arrugas es la prevención, y si se hace a temprana edad mejor. Sin embargo existen una serie de productos naturales que son una alternativa para atenuarlas, realizando mascarillas en casa y aplicándolas regularmente.

Devolverle a la piel del rostro su hidratación y luminosidad se puede lograr preparando las siguientes recetas, elaboradas en la comodidad del hogar. Estas recetas son muy fáciles de preparar e ideales como tratamiento antiarrugas.

Mascarilla de papa

Cocinar bien una papa hasta que esté como para puré. Agregar el zumo de un limón y mezclar bien. Una vez lista se aplica sobre las arrugas o si se prefiere, sobre todo el rostro. Después de 20 minutos se enjuaga con abundante agua fría.

Papaya (lechosa)

Es excelente para reducir las arrugas. Se mezclan dos cucharadas de pulpa de papaya con una cucharada de harina de avena seca. Se aplica sobre el rostro y se deja actuar durante 10 minutos. Se retira con una toalla húmeda frotando suavemente. Consumirla regularmente también es recomendable, pues desacelera el proceso de envejecimiento y retrasa la aparición de arrugas.

Huevo y miel

Batir una clara de huevo, agregar una cucharada de miel de abejas y una cucharadita de jugo de limón. Mezclar todo muy bien y aplicar en todo el rostro y cuello durante 20 minutos. Retirar con un algodón empapado en agua de rosas tibia.

Centella asiática

Poner en una cazuela tres pellizcos de centella asiática y dos cucharadas de aceite de almendras dulces. Calentar a fuego lento hasta ebullición, luego retirar del fuego y colar.  Añadir 25 gramos de cera virgen, siete gotas de esencia de lavanda y dos perlas de aceite de onagra Aplicar sobre todo el rostro y dejar actuar durante 15 minutos. Retirar con agua tibia.

Aguacate

Cortar medio aguacate, se coloca en un recipiente y se aplasta la pulpa con un tenedor.  Se van añadiendo poco a poco tres cucharadas de aceite de oliva y se remueve hasta obtener una crema homogénea. No deben quedar grumos. Se aplica con los dedos y se va haciendo un masaje. De deja durante 20 minutos y luego se quita con agua fresca. Es recomendable usarla en las noches, tres veces por semana.

Yogurt y miel

En un pequeño recipiente mezclar el contenido de tres cápsulas de vitamina E, con dos cucharaditas de yogurt, media cucharadita de miel y media cucharadita de té o jugo de limón. Se aplica en la cara usando algodón y se deja durante 10 minutos. Se retira con agua tibia.

Zanahoria

Pelar dos zanahorias y se licuan con un poco de zumo de limón y algunas cucharadas de yogurt, hasta obtener una consistencia cremosa. Se deja en el rostro por media hora y luego se retira con abundante agua.

Perejil y limón

Machacar unas cuantas hojas de perejil y agregar el zumo de un limón. Se deja reposar un par de horas y luego se aplica en el rostro con masajes suaves circulares. Se deja actuar unos 20 minutos y se retira con agua.

Pepino y vitamina E

Se pela y licua un pepino mediano, y se le añade el contenido de dos cápsulas de vitamina E. Se aplica la mezcla en todo el rostro y cuello y se deja durante 20 minutos para que penetre bien en la piel. Se retira con agua tibia.

Huevo y fresas

Licuar 6 fresas maduras. Mezclar el jugo de fresas con la clara de un huevo a punto de nieve y 8 gotas de agua de rosas. Aplicar la preparación sobre la piel del rostro, especialmente donde están las arrugas. Dejar actuar durante 15 minutos hasta que se seque y endurezca la mezcla . Se retira con abundante agua.

Deja un comentario