Todo lo que debemos saber sobre los alimentos orgánicos

alimentos orgánicos
Los alimentos orgánicos son más seguros, y estudios científicos realizados en seres humanos y animales alimentados con estos productos, demuestran efectos positivos sobre la salud. También se utiliza en terapias alternativas del cáncer, con resultados satisfactorios.

Mucho se habla en la actualidad de los alimentos orgánicos, y la importancia de su consumo para llevar un estilo de vida sano y saludable. Ahora bien, ¿cuáles son estos alimentos?

Se les conoce también como biológicos o ecológicos, y son aquellos alimentos que se cultivan, crían o procesan con métodos naturales, a fin de obtener productos alimenticios libres de aditivos químicos y compuestos sintéticos. La condición para que un alimento sea considerado orgánico, es que no contenga agroquímicos ni pesticidas, así como que no se hayan utilizado semillas transgénicas (semillas modificadas genéticamente para una mejora en la producción).

De esta manera la comida orgánica es más segura, y estudios científicos realizados en seres humanos y animales alimentados con estos productos, demuestran efectos positivos sobre la salud. También se utiliza en terapias alternativas del cáncer, con resultados satisfactorios.

Categorías

Resulta difícil producir alimentos totalmente libres de pesticidas, debido a que estos permanecen largos períodos en los suelos, o simplemente pueden contaminarse con tierras próximas. Para que un alimento sea orgánico desde el punto de vista legal, debe estar certificado por la autoridad competente.

Existen cuatro categorías de alimentos orgánicos:

– 100% orgánicos: Aquellos productos sin ingredientes no orgánicos

– Orgánicos: Alimentos con un 95% de los ingredientes de tipo orgánico

– Hechos con productos orgánicos: Realizados entre un 50 y 95% con ingredientes orgánicos.

– Productos con menos del 50%: Se debe especificar en cada ingrediente orgánico.

Se diferencian de los alimentos convencionales porque se encuentran  totalmente libres de químicos, aditivos sintéticos o alteraciones genéticas. No contienen hormonas ni antibióticos ni residuos de metales pesados. En el caso de los animales, son criados de forma natural, sin estrés, se desplazan libremente por el campo, evitando el cautiverio, maltrato y la sobrepoblación.

Beneficios

Son muchos los beneficios de consumir alimentos orgánicos, entre los que destacan:

– Tienen un sabor, aroma y color más intenso

– Son más nutritivos ya que contienen niveles más altos de vitaminas, minerales esenciales, antioxidantes, hidratos de carbono y proteínas.

–  Las frutas y verduras orgánicas contienen hasta un 40% más de antioxidantes que los convencionales. Los mismo sucede con los cereales y hortalizas, cuyo nivel de vitamina C es superior.

– Mejoran el sistema inmunológico.

– Aportan más nutrientes al organismo

– Mejora la fertilidad en las parejas.

– Este tipo de cultivos protege la salud del agricultor y del consumidor.

– Ayuda a la conservación del ambiente.

– Son productos rigurosamente certificados, lo que asegura completa satisfacción.

– Ayuda a prevenir el calentamiento global

– Lo orgánico apoya la biodiversidad.

Desventajas

– Por la ausencia de químicos y conservantes, su vida útil es menor.

– Son más costosos que los tradicionales, por múltiples factores como poca oferta y menor densidad de los cultivos o crías.

– Los alimentos orgánicos certificados son limitados y reducido a pocos grupos nutricionales.

Aún no se conoce sobre contraindicaciones para este tipo de comida, y no deberían existir ya que están libres de toxinas, y con un alto valor biológico nutritivo, por lo que cualquier persona puede consumirlos.

Por otra parte, expertos nutricionistas en el mundo aseguran que su valor es superior a los convencionales, debido al proceso natural de producción, por lo que pueden ser considerados más saludables, pero no más nutritivos.

Comerlos o no es una elección individual, y aunque a diario se consumen alimentos cultivados con sustancias químicas no naturales, hasta ahora no se comprobado que incidan negativamente en la salud; pero el solo hecho de contribuir de la conservación del medio ambiente, es una razón de peso para preferirlos.

¿Dónde comprarlos?

Se pueden conseguir en todo tipo de tienda de productos naturales, dietéticos; así como también en grandes cadenas de supermercados. En ocasiones se encuentran en mercados y ferias de agricultores. A través de internet existen varias opciones para comprarlos on line.

 

Deja un comentario