Así puedes hacerte una limpieza facial con productos naturales

limpieza facial productos naturales
Con estos siete pasos ya no hay excusa para consentir el cutis en casa, al hacer una limpieza facial con productos naturales. Es una oportunidad ideal para relajarse o divertirse si se realiza en compañía de las amigas. 

La falta de tiempo y economía son dos de las razones por la que a la mujer moderna se le dificulta hacerse con frecuencia,  una limpieza de cutis en un lugar especializado.

Afortunadamente hay otras opciones, y es que cualquiera puede lucir un rostro envidiable, haciéndose esta limpieza en la comodidad del hogar, donde se cuenta con todos los ingredientes naturales.

Abrir los poros

Para sacar todas las impurezas y preparar el cutis para los limpiadores, se recomienda calentar un recipiente con agua y cuando esté hirviendo agregar hojas de té verde o manzanilla. Retirar del fuego y acercar el rostro sobre el recipiente cubriéndose con una toalla para recibir el vapor. Cinco minutos son suficientes para que se abran los poros y la piel transpire.

Limpiar

El aceite de oliva es excelente para limpiar de manera natural el rostro. También se puede usar tónico de manzanilla, o una mezcla de agua con puré de pepino. Estos limpiadores naturales hacen maravillas.

Expoliación o peeling

Es importante eliminar las células muertas para favorecer la regeneración celular, y para esto no hay nada mejor que una buena exfoliación o peeling natural. Existen diferentes recetas caseras para aplicar en esta fase, por ejemplo, de almendras, coco y chocolate, limón y almendra; o la tradicional miel con azúcar y limón.  El exfoliante se debe aplicar con un suave masaje circular por todo el rostro. Se puede dejar la mezcla unos 20 minutos, antes de lavar con agua tibia y este es el momento indicado para retirar los puntos negros de las zonas afectadas. La exfoliación previene la aparición de escamas y favorece la circulación en el cutis.

Masaje

Hacer un masaje con un aceite regenerador, por ejemplo unas gotas de rosa mosqueta o de almendras dulces. Se reparte el aceite por toda la cara con movimientos suaves, desde el centro hacia afuera. También se debe abarcar el cuello y el escote.

Mascarilla

Cuando el rostro ya está bien limpio y libre de impurezas, es el momento de aplicar una mascarilla natural. Hay infinidad de recetas de mascarillas hechas con productos caseros, según la necesidad de la piel (cutis seco, graso o mixto); también las hay hidratantes, restauradoras del PH, para eliminar manchas, cerrar poros y las antiarrugas.

Se aplica y se deja secar al igual que el peeling, unos 20 minutos. Se retira con agua tibia. Cualquier mascarilla natural que se utilice dejará el rostro suave y hermoso, y lo mejor, por ser totalmente natural no tiene contraindicaciones.

Cerrar los poros

Retirada la mascarilla es importante cerrar los poros y evitar que entren impurezas. Esto se puede hacer  aplicando abundante agua fría, o pasando un cubito de hielo por todo el rostro. Por su poder astringente también se recomienda pasar un algodón con infusión bien fría de té verde, menta o el jugo de sidra de manzana. Se deja unos minutos y luego se retira con agua fría.

Hidratar

Como último paso, hidratar con una crema natural para tal fin. Hay infinidad de recetas para elaborar en casa hidratantes naturales. Se aplica según el tipo de piel, ya sea seca, normal o mixta.

Con estos siete pasos ya no hay excusa para consentir el cutis en casa. Oportunidad ideal para relajarse o divertirse si se realiza en compañía de las amigas. La mejor hora es al final de la tarde o antes de dormir, pues no es conveniente exponerse al sol o aplicarse maquillaje después de una limpieza profunda.

Deja un comentario