Diez menores recibieron “tortura” por sus padres en California EE.UU.

Las autoridades de California han asumido la custodia de los diez menores.
Las autoridades de California han asumido la custodia de los diez menores, luego de realizar una inspección y constatar que los niños vivían en condiciones no aptas. Los pequeños sufrieron “tortura” como ahogamiento simulado, disparos con perdigones y quemaduras  por parte de sus padres. Según el Washington Post, los infantes vivían hacinados en una habitación y no iban a la escuela, eran los padres quienes se encargaban de su educación, una práctica que está regulada en Estados Unidos.

La Fiscalía de California calificó de “tortura”  el trato cruel que recibieron diez menores entre los cuatro meses y 12 años,  sufriendo castigos como ahogamiento simulado, disparos con perdigones y quemaduras  por parte de sus padres, quienes han sido acusados de nueve cargos por golpear y maltratar a sus hijos.

Este caso sale a la luz pública, según  información reseñada en el Diario El País, luego de que la policía respondiera el pasado 31 de marzo a un aviso de la desaparición del hijo mayor, de 12 años, quien fue localizado por  los organismos de seguridad siendo  llevado de vuelta a su casa al norte de San Francisco, específicamente en  Fairfield.

Los efectivos policiales  evaluaron  las condiciones de la vivienda y encontraron otros nueve infantes viviendo en condiciones no aptas para los más pequeños de la casa.

El  vicefiscal del Distrito del Condado de Solano, en California EE.UU. , Sharon Henry, señaló que al escuchar los testimonios de los pequeños presuntamente  “hubo torturas en la casa”.

La Policía de Fairfield a través de un comunicado afirmó que  la madre de los menores, Ina Rogers, de 30 años, fue arrestada y acusada de negligencia infantil, mientras que los niños quedaron bajo la protección de los Servicios Sociales. Las autoridades abrieron una investigación, junto con el Departamento de Violencia Doméstica, en la que descubrieron un “largo historial de severos abusos físicos y emocionales en los niños”,  lo que llevó también a la detención del padre Jonathan Allen, de 29 años, acusado de nueve cargos de tortura y seis de abuso infantil.

Después de transcurridas varias semanas,  la policía ha interrogado a los ocho niños de más edad, para conocer más a fondo este hecho tan alarmante donde “continuamente los niños eran golpeados, estrangulados, mordidos, atacados con armas como ballestas o pistolas de aire comprimido, golpeados con palos y bates y sometidos al submarino”, una técnica de tortura que consiste en mantener a la víctima bajo el agua hasta que comienza a ahogarse. Además del  testimonio de algunos de los menores se conoció que hubo abusos desde el  2014.

¿Por qué trato cruel para sus hijos?. Su comentario es importante.

 

Deja un comentario