Turismo y Puerto Libre se deterioran al mismo ritmo en la Isla de Margarita

Las dos industrias que más recursos inyectan al municipio Mariño, donde los ingresos propios por Situado Constitucional se ubican por encima del 85%, como son el turismo y el Puerto Libre, se encuentran languideciendo cada día más, sin que los gobiernos regional y nacional hagan algo por evitarlo.

Esa es la percepción que tiene José Gregorio Gómez, presidente del Concejo de Mariño, quien especificó que mientras 230 establecimientos comerciales han cerrado este año sólo en Porlamar, la ocupación en los hoteles de ciudad no alcanza el 10% en los actuales momentos.

Al lamentar ese sombrío panorama, el presidente del cuerpo edilicio consideró que el principal golpe que se le ha dado al turismo en la entidad fue la expropiación del muelle de cruceros Puerto de la Mar, el cual prometía grandes expectativas, no solamente para esa actividad en la región, sino también en el resto del país.

Gómez dice estar convencido que la operatividad de esas instalaciones sería el principal aportador de recursos, tanto para la economía regional como para la nacional, pero privaron decisiones políticas por encima de las económicas.

Recordó que el proyecto mixto impulsado por la Alcaldía de Mariño y el sector privado contemplaba además, un bulevar costanero que llegaría hasta Los Cocos, la recuperación total de la vialidad y la construcción de viviendas dignas para los habitantes de Valle Encantado.

En una segunda etapa, el mismo paseo costanero se prolongaría hasta la zona de El Silguero, pero el Decreto de expropiación truncó las aspiraciones del gobierno municipal de mejorar notablemente la calidad de vida de los habitantes de las zonas circunvecinas.

Enfatizó que la simbiosis turismo-Puerto Libre iba a estar dada por la conexión de los cruceristas con las actividades comerciales de los bulevares de Porlamar, lo cual automáticamente habría impulsado la economía regional de manera significativa.

Señala que en contraposición y sin querer restar méritos a la academia, lo que se ejecutó para ser el muelle de cruceros más importante del país, sirve de sede a la Universidad Bolivariana de Venezuela en medio de un constante deterioro.

No descartó que en un futuro no muy lejano esas instalaciones sean recuperadas y puestas al servicio de la actividad turística, para relanzar el turismo de cruceros, que según sus apreciaciones, se encuentra de capa caída.

MARGARITA FUERA DE AGENDA
El presidente de la cámara edilicia de Mariño considera que Margarita, además de haber quedado fuera de la agenda de las principales operadoras de turismo de cruceros,
está a punto de desaparecer del mapa de esa atractiva actividad.

Lamentó el descalabro de esa industria a escala regional, cuya caída se acerca al 70% en la temporada correspondiente al lapso 2016-2017, situación que atribuyó al desinterés de los gobiernos regional y nacional por salvaguardar una de las principales industrias generadoras de ingresos para el país.

Describe como grave el deterioro que en materia turística viene sufriendo la entidad, pero específicamente en Mariño, donde las más recientes temporadas vacacionales, los hoteles de ciudad apenas han alcanzado un 25% de ocupación, cuando tradicionalmente oscilaba entre 70 y 90%.

Especificó que ese porcentaje fue alcanzado durante la temporada de vacaciones escolares, pero fue justamente cuando coincidió con la realización de la Cumbre del Movimiento de los Países No Alineados, el pasado mes de septiembre en Margarita.

Gómez no guarda expectativas positivas frente a la temporada decembrina ya en ciernes, debido a la delicada situación económica, así como también a la poca conectividad aérea y marítima entre tierra firme y la Isla.

Información de elsoldemargarita.com.ve

Deja un comentario