Guerrilla y paramilitares colombianos operan en Venezuela

Foto: FARC Imágenes Flickr
Foto: FARC Imágenes Flickr

En amplio reportaje de la periodista Sebastiana Barráez,  publicado en la web elestimulo.com, señala que “hoy los tentáculos de las FARC y del ELN llegan a varios de nuestros estados y hasta a la mismísima Caracas”, según informes de inteligencia militar.

A continuación el trabajo periodístico titulado “La guerrilla colombiana opera hasta en Caracas”. 

Los acuerdos de paz que el gobierno colombiano intenta concretar con las organizaciones guerrilleras de su país impactan fuertemente en Venezuela, donde operan desde hace años facciones de estos grupos insurgentes. Ni el gobierno de Nicolás Maduro, ni en su momento el de Hugo Chávez, tomaron nunca ningún tipo de medidas para combatir a los rebeldes del vecino. Hoy los tentáculos de las FARC y del ELN llegan a varios de nuestros estados y hasta a la mismísima Caracas, recogen informes de Inteligencia Militar.

En Venezuela operan varios grupos irregulares: de la guerrilla colombiana, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC); la venezolana Fuerzas Patrióticas de Liberación Nacional o Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FPLN-FBL); y los paramilitares (Los Rastrojos, Águilas Negras, Los Urabeños, otros).

Estos son los perfiles de los grupos guerrilleros colombianos que hacen vida en nuestro país: 

Ejército de Liberación Nacional 

Creada en 1964, el ELN es la segunda agrupación guerrillera de Colombia. Lo dirige un Comando Central de cinco comandantes (COCE), el más reconocido es Gabino. En sus años de gloria el ELN lo dirigió el sacerdote español Manuel Pérez Martínez, el Cura Pérez (+1998).

Tuvo mucha presencia en El Catatumbo y Norte de Santander, pero ha sido desplazado por paramilitares. Entre el 2004-2005 tuvo una baja importante. «El ELN perdió mil 424 hombres en esos años», dice la ONG Medios para la Paz, citando datos del PNUD (Programa de las Naciones Unidas). Entre el 2000-2007 secuestró a 3 mil 293 personas (Fuente: Fundación País Libre). Entre sus acciones violentas son frecuentes la voladura de instalaciones militares y colocación de minas antipersonas, para proteger sus cultivos de coca.

El Frente Nororiental hace vida activa en nuestra frontera. Uno de sus mandos se instala con frecuencia en Caracas. En la zona de Machiques en el Zulia el comandante “Emiliano Zapata” fue señalado de ejecutar secuestros en Valencia, Maracay y Cojedes.

Ha sufrido varias bajas en territorio venezolano, como sucedió con un mando en Machiques y por cuya cabeza pagaban una suma grande de dinero; el cadáver fue entregado a su familia en el Norte de Santander. No se ha precisado quién lo mató.

En los primeros días de agosto 2016, la ZODI (Zona Operativa de Defensa Integral) Apure dio de baja, cerca de El Nula, a dos individuos. Uno de ellos, alias William, era un mando del ELN por quien las autoridades de Colombia ofrecían una alta recompensa. Tenía relación con figuras importantes del Gobierno nacional venezolano.

Incluso políticos medios se han reunido con jefes elenos en El Nula y El Piñal. Su principal retaguardia está concentrada en El Tamá y Machiques. 

Asesinato de dos oficiales 

El 10 de marzo de 2012 en el sector Baritalia, Las Cruces, del municipio Junín (Táchira), se evidenció la presencia activa del ELN con el asesinato de dos oficiales del Ejército venezolano, pertenecientes al 211 Batallón Ricaurte de Rubio.

Esa tarde el teniente primero Jackson Ruiz Niño (27 años, casado, una hija de 3 años y otra a punto de nacer), el sargento segundo Nelson Gómez Ortega (28 años, casado, un hijo de 3 años) y el sargento primero Juan Pereira Amaya se desplazaron hasta Baritalia. Según radiograma número 52-941-00020/0507 del fueron  “para cumplir labores de inteligencia y corroborar información sobre posible desplazamiento de grupos armados”.

Iban de civil y en un carro particular no apto para esa carretera en malas condiciones.

La versión oficial dice que los militares forcejearon con un individuo, que resultó herido y a quien sacaron del lugar, junto con otro hombre.

El entonces ministro de la Defensa, general en jefe Henry Rangel Silva, anunció que fueron detenidos “Edgar Andrade Carvajal, alias El Tato, narcotraficante colombiano con 3 mil millones de pesos en cuentas bancarias” (un millón de dólares al cambio de hoy) .

Pero en la cárcel solo estaba Emmanuel Andrade Carvajal y su papá Edgardo Andrade Dussan alias Tato, quienes luego fueron liberados. Andrade Carvajal fue después  contratado por el Gobierno como comisionado de tierras.

A las seis de la tarde del 12 de marzo de 2012, el comandante (Ej) Pedro Palomo Campos, de la 25 Brigada de Infantería Mecanizada de La Fría (Táchira), sale con dos tenientes y 19 hombres más hasta Mata Mula, municipio Urdaneta (vecino de Junín). Montaña adentro detienen bajo cargos de rebelión a Deily Yolima Taborda Yotagri, quien vive en Las Quebradas, es colombiana y maestra; en su teléfono le encuentran mensajes vinculados con el ELN.

En una casa los militares hallan en la cocina ollas calientes con comidas para unas 50 personas. Encontraron gran cantidad de alimentos, 47 talonarios de tickets seriados, dos computadoras Canaima, celular, peso electrónico, CPU y cuatro libros: Cuentos Latinoamericanos II, La montaña es algo más que una inmensa estepa verde, Luchadoras, Grandes crímenes sin resolver y Con las Manos en Alto.

También el panfleto Colombia-Venezuela, minga binacional (Rubio 2011), 67 revistas Antorcha Elena, 126 panfletos del Frente Urbano Carlos Germán Velazco Villamizar, alusivos al ELN y un uniforme militar. A 10 metros de la vivienda, un galpón con pupitres, una pantalla de proyección, televisor, cornetas de sonido, dos Canaimitas, un DVD y material para las clases del grupo irregular. Una comisión del Ejército y Sebin volaron las instalaciones. La FANB nunca informó oficialmente de esa acción; solo quedó el informe de Inteligencia.

El 23 de agosto de 2016, en el sector Tres Esquinas Macaguas, a la altura de El Milagro (Táchira) el ELN citó a 29 productores. Alias Ricardo, con acento colombiano, se presentó como el comandante, dijo que necesitaban recursos para defender a la revolución bolivariana. Fijaron una cuota de un millón de bolívares al mediano productor y dos millones a los más grandes, que pagaron antes del 7 de septiembre pasado.

Las FARC 

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia nacieron en 1964 y son dirigidas por un secretariado de 7 miembros. El más destacado de sus líderes fue Manuel Marulanda, alias Tirofijo (+2008). Recibieron golpes determinantes que los llevaron a aceptar conversaciones por la paz. En el 2001 tenían unos 16 mil militantes, hoy no llegan a los 8 mil.

En Venezuela las FARC tendría unos mil combatientes, según los datos de Inteligencia. Han estado de más bajo perfil que el ELN y minimizaron los secuestros, aunque han ejecutado algunos de los más sonados en el país, con pagos de rescate en el exterior y una novedosa forma de negociación virtual.

En el Zulia tiene influencia el Frente 41 Cacique Upar: Sierra de Perijá, Sinamaica, Moján, Paraguachón y parte de La Guajira. El Frente 21: serranías de Tukuko, municipio Machiques de Perijá y Las Cruces.

El Frente 10 Guadalupe Salcedo con influencia en Barinas y Apure, principalmente Elorza, Palmarito. Los Frentes 20 y 45 en Táchira, Apure y Barinas. El Frente 33 Mariscal Antonio José de Sucre, al norte del Táchira (Colón, La Fría y Boca de Grita) y en el Zulia (El Guayabo, Casigua y Catatumbo). El Frente 16 Rafael Malagón con presencia en Puerto Páez y en Amazonas. En Maroa y sus alrededores tienen presencia decisiva. En este estado tienen varios campamentos, cercanos al río Orinoco. En la desembocadura del caño Atacavi hay dos con unos 200 hombres. Tienen caminos y trochas que los llevan por el Orinoco, hacia las minas del cerro Yapacana.

Una de las fortalezas de las FARC en Venezuela es su simpatía con la revolución bolivariana y que el entonces presidente Hugo Chávez no ocultó la reciprocidad de esas simpatías.

Aunque son los mayores sembradores de minas antipersonas en Colombia, eso nos los caracteriza en Venezuela, como tampoco el uso de explosivos. Aquí recluta o secuestra jóvenes para su tropa, como se demostró con algunos desaparecidos en Barinas, luego identificados como combatientes de las FARC.

Tiene estrecha relación con destacados líderes de la revolución y colectivos del 23 de Enero. Varios comandantes usan a Venezuela para salir hacia otros países y otros se instalan en Caracas por determinados periodos. Su fortaleza está en el ámbito civil del chavismo.

En Trujillo, desde hace un par de años, varios comandantes de las FARC, han comprado propiedades, en sectores montañosos, para mantenerse a resguardo una vez avanzados los acuerdos de paz.

En Venezuela no se han tomado medidas, más allá de actuaciones esporádicas contra la presencia de guerrilleros en territorio venezolano.

Deja un comentario